Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España paga por la deuda a seis y 12 meses el interés más bajo de la historia

El Tesoro emite 4.480 millones con títulos a corto plazo y una fuerte demanda

En la imagen, unos billetes de euro.
En la imagen, unos billetes de euro. EFE

España ha logrado este martes emitir sus títulos a seis y 12 meses al interés más bajo de la historia pese al cambio de tendencia observado en los mercados de deuda en las últimas jornadas. Con estos títulos, el Tesoro Público ha colocado letras por 4.480 millones de euros, con lo que roza el objetivo máximo fijado para la operación.

En concreto, el Tesoro ha colocado 3.510 millones a un año con una rentabilidad marginal (la última antes de cerrar la subasta) del 0,302%, por debajo del 0,395% de junio que también supuso un récord por lo bajo en la historia de las subastas de deuda. A seis meses, ha emitido 967 millones y su rentabilidad se ha mantenido prácticamente igual que hace un mes, al pasar del 0,16% de mayo al 0,155%.

En cuanto a la demanda, los inversores han solicitado títulos por 10.887,2 millones, 2,4 veces el importe adjudicado. Con este apetito por las letras de España, el Tesoro podría haber forzado algo más la máquina hasta superar el máximo previsto para la operación, que era de 4.500 millones. Por el lado contrario, rebasar el tope habría hecho más difícil alcanzar los mínimos en los intereses.

El Tesoro espera cerrar el año con un coste medio inferior al 2%, el nivel más bajo de la historia

La alta demanda y el recorte en los intereses exigidos por los invesores contrastan con el repunte de las dudas provocado por la crisis del portugués Banco Espírito Santo. Las dificultades financieras que atraviesa esta entidad, una de las más importantes del país y cuyas filiales han caído en impago, han puesto de relieve que no todas los problemas que estaban detrás de la crisis de los periféricos se han solucionado.

Fruto de las dudas que llegan de Portugal, la presión contra los bonos de España que cotizan en el secundario, donde se negocia el papel del Estado una vez emitido, ha aumentando en la última semana. A modo de ejemplo, la prima de riesgo ha subido de marcar mínimos por debajo de los 120 puntos básicos a superar los 150 puntos. Sin embargo, de momento, el Tesoro logra esquivar las incertidumbres. Desde el comienzo del año, el instituto emisor ha captado 92.737 millones de euros dentro del programa de financiación regular a medio y largo plazo. Esta cifra supone un 71,7% de la previsión de emisión para 2014.

Además, pese al leve rebrote de la tensión de los últimos días, el Estado confía en cerrar el año con los costes de financiación por debajo del 2% de media, lo que supone el nivel más bajo de la historia, según ha vaticinado este martes el secretario general del Tesoro, Iñigo Fernández de Mesa. El responsable del instituto emisor ha valorado, asimismo, que el recorte del coste por financiarse se ha trasladado al sector privado, lo que se traducirá en un mayor crecimiento económico y una mayor creación de empleo.