La creación de empleo en EE UU aviva el debate sobre el alza de tipos

El mercado laboral registró 288.000 nuevos ocupados en junio y la tasa de paro bajó al 6,1%

Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal
Janet Yellen, presidenta de la Reserva FederalAndrew Harrer (Bloomberg)

La economía de Estados Unidos generó 288.000 empleos en el mes de junio. El dato es mejor de lo esperado por Wall Street y supera los 262.000 ocupados que se estiman en el mes precedente. La tasa de paro bajó dos décimas, al 6,1%. La buena progresión del empleo llevó al selectivo bursátil Dow Jones a tocar por primera vez los 17.000 puntos, pese a que aviva el debate sobre la primera subida de tipos de interés. Sin embargo, la Reserva Federal (Fed) reitera que en este momento no hay cambio de política, en relación a los estímulos que se aplican a la economía y quee stá previsto que sean reducidos conforme mejoren los datos económicos.

El consenso de mercado anticipaba la creación de 215.000 empleos. El dato de la víspera sobre el sector privado dio una lectura de 281.000 ocupados, la mejor desde noviembre de 2012. El indicador de empleo no agrícola es el mejor desde enero de 2012. La interpretación es que la economía va ganando fuerza tras la fuerte contracción que sufrió en el primer trimestre. Lo que está por ver aún es si el rebote es lo suficientemente robusto como para provocar un cambio en la estrategia monetaria.

Pese al avance en cifras, el indicador de empleo sigue mostrando puntos de debilidad. Los salarios están prácticamente estancados. La tasa de participación laboral sigue por tercer mes consecutivo en el 62,8%, al nivel de hace tres décadas y media. Hay 7,5 millones de personas que se ven forzadas a trabajar a tiempo parcial y dos millones apartados del mercado laboral. Además, los parados de larga duración suman 3,1 millones y subió al 21% los jóvenes que no tienen trabajo.

Tijeretazo al programa de estímulos

La tasa de paro, en cualquier caso, es la más baja desde septiembre de 2008. La Reserva Federal no lo va a tener nada fácil a partir de ahora. Lo previsto es que a final de mes pase por sexta vez la tijera por el programa de estímulos, para dejar la compra de deuda reducida a 25.000 millones de dólares mensuales. El objetivo es tenerlo desmantelado para el otoño y dejar un margen de tiempo antes de empezar a subir los tipos de interés.

Janet Yellen, la presidenta del banco central de EE UU, cree que el primer alza podría llegar a mediados de 2015. Sin embargo, los miembros de la empieza a tener calendarios diferentes en la cabeza. El presidente de la Fed de Filadelfia, Charles Plosser, señalaba tras la última reunión que todas las reglas de política monetaria coinciden en que el alza de tipos debería llegar en el tercer trimestre.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Es bastante antes de lo que baraja el mercado. Sin embargo, nadie espera que suceda mientras el paro esté por encima del 6%. Sí está claro que habrá pronto un cambio en el lenguaje que utiliza la Reserva Federal para indicar al mercado que el momento se acerca. James Bullard, de la Fed de St. Louis, es otro de los que opina que el alza de tipo se acerca al ver los indicadores.

En su caso, pide a Yellen que deje de preocuparse tanto por el empleo y que se fije más en la evolución de la inflación, que ronda el 2%. El nuevo argumento, como expone Jeffrey Lacker, de la Fed de Richmond, es que lo que queda por recuperar en el mercado laboral es más derivado de un problema estructural y en este caso la Fed tiene poco margen de acción a partir de ahora.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS