Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las renovables recibirán 200.000 millones a lo largo de su vida útil

Industria asegura que el Gobierno "esta tranquilo" ante la lluvia de demandas internacionales de arbitraje contra la nueva normativa sectorial

Instalación de placas solares
Instalación de placas solares

Las instalaciones de energía renovables percibirán en torno a 200.000 millones de euros durante su vida útil en concepto de primas, según las estimaciones del Ministerio de Industria. Desde el 2014, el conjunto de todas las instalaciones con tecnologías renovables recibirán unos 142.530 millones, que hay que agregar a los más de 56.000 millones ya obtenidos desde 1998 como retribución específica, es decir, ingresos adicionales a los que reciben del mercado.

Industria ha realizado esos cálculos a raíz del real decreto sobre el régimen jurídico y económico de las energías renovables, cogeneración y residuos, que hoy llegará al Consejo de Ministros y que será completado con una orden ministerial sobre los parámetros retributivos. Según Industria, el nuevo régimen garantiza una retribución razonable basada en las obligaciones del Tesoro a 10 años más 300 puntos básicos a lo largo de la vida útil regulatoria, es decir en torno al 7,5%. Las instalaciones que hayan superado la vida útil (20 años para la eólica, 30 para la fotovoltaica y 25 para el resto) no recibirán retribución específica.

Las renovables recibirán 200.000 millones a lo largo de su vida útil

Sin embargo, la normativa ha generado demandas internacionales de arbitraje que cuestionan la reducción de primas. Al respecto, el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, aseguró este jueves en un encuentro con periodistas que el Gobierno se encuentra “bien tranquilo”, ya que afecta “igual a nacionales y extranjeros”. “Lo que se debate en el Ciadi [organismo de arbitraje del Banco Mundial] es si se ha cambiado la legislación de forma intencionada para dañar a los inversores extranjeros, lo que no se ha producido”.

Los parámetros retributivos (un total de 1.400 para las ocho tecnologías) se computan sobre los costes fijos que no pueden ser recuperados por el mercado y el componente llamado de operación, que cubre la diferencia entre los costes de explotación y los ingresos de mercado. Por ejemplo, para obtener una rentabilidad del 7,5%, una instalación eólica con una inversión inicial de 1.000 millones obtendrá unos ingresos netos de 98 cada año durante 20 de vida útil. La Comisión de los Mercados y la Competencia (CNMC) había calculado que los nuevos parámetros pueden suponer una reducción de 1.700 millones en 2014, pasando de casi 8.700 a 7.000 millones, con especial incidencia en eólica y la solar.

El real decreto también determina que el legislador podrá cambiar cada seis años el número mínimo de horas de funcionamiento y los citados parámetros. Esa es una escasas y ligeras variaciones que Industria ha introducido en el texto tras su paso por el Consejo de Estado y la CNMC. Ahora se arroga más potestad que en el anterior articulado, que recogía esa posibilidad, aunque de forma más subjetiva. Es decir, los parámetros se podían modificar si había variaciones significativas en el número de horas; ahora el regulador podrá hacer modificaciones sin explicación cada seis años.

La reforma gasista incluirá Castor

El Ministerio de Industria incluirá en la reforma del sistema gasista los costes relacionados con el almacenamiento subterráneo de gas de Castor, lo que supondrá que el diseño de esa reforma contemple el reconocimiento de ese tipo de costes. Así lo manifestó el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, en un encuentro con la prensa. La actividad de llenado de gas en este almacenamiento quedó suspendida el año pasado debido a los seísmo detectados en la zona.

Nadal añadió que el Ministerio de Industria quiere tener "la máxima información" sobre el asunto, que supera los 1.000 millones de euros, antes de tomar una decisión definitiva. "Tenemos que ser muy prudentes y encontrar una solución que reconozca la inversión al mínimo coste para los consumidores, dijo. El objetivo es que "no se destruya la inversión pero tampoco operar la planta si no hay seguridad 100%" . 

Conforme a la cláusula de la concesión de Castor en 2008, la empresa Escal UGS, participada por ACS y la canadiense CLP, tiene la opción de renunciar por escrito a la infraestructura. "Es ahí cuando el Gobierno tendrá que decidir cómo se paga", indicó Nadal. "La pregunta del millón no es saber qué ha pasado, sino saber qué va a pasar en caso de que funcione, y por el momento nadie ha sido capaz de ofrecer una respuesta", dijo.

Al respecto, Nadal añadió que "hoy en día" el sistema gasista "no tiene necesidad" de este almacenamiento, ya que se construyó con unas previsiones de demanda muy superiores a las actuales. "Si empezáramos desde cero, diríamos que no a su construcción", si bien "eso no quiere decir que dentro de diez años no se necesite".

Sobre la reforma gasista, Nadal declaró que entrará en vigor el 1 de enero de 2015 con el objetivo de acabar con el déficit de tarifa de que supera los 700 millones de euros. "El Gobierno fijará un escenario razonable de evolución de demanda hasta 2020" y condicionará la revisión de la retribución a las variaciones de demanda. Aunque el problema no es como en el sector eléctrico, "hay que atajarlo si queremos evitar un segundo déficit como el de la luz".

Más información