Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eroski perdió 102 millones de euros en 2013, un 15,7% menos que el año anterior

La facturación de la compañía se redujo el 4,39%, hasta los 6.698 millones de euros

Asegura que se ha notado un "cambio de ciclo", pero que todavía hay "debilidad en el consumo"

Eroski en el Centro Comercial Luz de Castilla, Segovia
Eroski en el Centro Comercial Luz de Castilla, Segovia

El Grupo Eroski registró pérdidas de 102 millones de euros el año pasado. El resultado supone reducir sus números rojos en 19 millones (el 15,7%) con respecto al 2012, según ha informado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La facturación de la compañía, que asegura que todavía está "viéndose afectada por la desfavorable coyuntura económica y la debilidad del consumo", se redujo el 4,39%, hasta los 6.698 millones de euros. 

Pese a destacar la debilidad del consumo y a acumular todavía pérdidas de 102 millones, la cadena de supermercados señala que "existe un cambio de ciclo" en el negocio, y destacan su beneficio operativo de 41,4 millones de euros, que supone multiplicar por más de seis los 6,3 millones del 2012.

"Esta mejora del resultado se produjo incluso habiendo incrementado los gastos financieros en 14 millones de euros y tras un ajuste de precios que ha transferido al consumidor un ahorro de 79 millones de euros", asegura Eroski en su comunicado. La empresa actualmente está negociando su reestructuración de una deuda de 2.500 millones con las entidades financieras, y espera acordarla este verano.

En un año dominado por la crisis de la cooperativa de Mondragón, por su parte Eroski S.Coop. contabilizó un resultado negativo de 168 millones de euros. Estos números rojos guardan relación, según la sociedad, con las "fuertes provisiones realizadas" para sanear su balance, de 263 millones de euros. Su beneficio operativo antes de deterioros (sin contar las provisiones) fue de 94,8 millones de euros, en consonancia con años anteriores.

Caprabo mejora el resultado operativo

Por su parte, Caprabo cerró el ejercicio 2013 con una mejora de su resultado operativo del 66% hasta alcanzar los 17,6 millones de euros, con una facturación de 1.364 millones y 17 nuevos supermercados. La compañía no ofrece datos sobre el beneficio neto de esta cadena, cuya adquisición inició en 2007 y que controla al 100% desde 2012. Por otro lado, Vegalsa alcanzó los 264 establecimientos en 2013, tras asumir la gestión comercial de los supermercados del grupo en León, Asturias, Zamora y Palencia, alcanzando una facturación de 939 millones de euros.

Más información