Una vacante por cada 110 parados

España es el segundo país de la UE, por detrás de Chipre con más aspirantes a cada puesto

Gente haciendo cola en una oficina de empleo en Madrid.
Gente haciendo cola en una oficina de empleo en Madrid.Samuel Sánchez

Marta Gil, una joven de 26 años originaria de Zaragoza, ya no sabe cuántos currículos ha enviado con la esperanza de conseguir un empleo. Durante tres meses se ha tropezado con el duro entorno del mercado laboral: una vacante por cada 110 parados. Esa es la realidad de España, de acuerdo con un informe elaborado por Asempleo y Afi. La proporción es muy elevada si se compara con los 17,5 desempleados por cada oferta que había antes del estallido de la crisis en el verano de 2007.

“En una ocasión me encontré compitiendo con 800 currículos que aspiraban a un puesto de community manager”, dice Marta. De acuerdo con el Asempleo (asociación que agrupar a la mayoría de las empresas de trabajo temporal) y Afi (consultora económica y financiera), España es el segundo país de la Unión Europea, por detrás de Chipre (154 parados por vacante), con mayor proporción de desempleados por puesto de empleo, muy lejos de la media europea (12,3 parados por un empleo disponible). 

Más información

España contrasta significativamente con Alemania o Reino Unido, cuyas tasas de paro oscilan entre el 5 y 7%, unas cinco veces inferiores a la de España, y donde la ratio de parados por vacante fue de dos y cuatro desempleados en el mismo periodo. "Además de ser dos de los mercados de trabajo más eficientes de la UE, Alemania y Reino Unido siguen incrementando el número de nuevos puestos de trabajo", resalta el informe dado a conocer este miércoles. 

Al cierre de 2013, España acabó destruyendo 198.900 puestos de trabajo y se alcanzó una cifra de 5.896.300 personas sin un empleo. En los primeros tres meses de este año, el escenario no es prometedor: la ocupación retrocedió en 184.600 personas y en 79.600 en un año, la tasa de paro subió dos décimas, hasta el 25,93%, y el trimestre terminó con 5.933.300 desempleados, según datos de la EPA.

La falta de una oportunidad y la alta competencia han llevado a Marta a expandir sus opciones. "En principio, buscaba un puesto en una empresa de comunicación corporativa, pero incluso he apostado por las ventas o el marketing, actividades que nunca he realizado", afirma. En España, las actividades relacionadas con el ocio y la construcción cuentan con más de 150 parados por vacante, frente a los menos de 20 desempleados que corresponden a las actividades sanitarias y profesionales.

En España, las actividades relacionadas con el ocio y la construcción cuentan con más de 150 parados por vacante.

La ratio es mayor en aquellos sectores que más se han visto afectados por la crisis. Encabezan la lista las actividades artísticas y entretenimiento (192,5 parados por vacante), seguidas de la construcción (149,7), y transporte y almacenamiento (107,2). En el lado opuesto (excluyendo a las Administraciones Públicas), se sitúan sanidad y servicios sociales, con 16,7 parados por vacante; actividades profesionales, científicas y técnicas (20,3), e información y comunicaciones (26).

“La realidad de España es un hecho efectivamente preocupante, porque pone de manifiesto la ineficiencia entre la correspondencia de oferta y demanda de empleo. Es cierto que esta crisis ha generado millones de parados, y que el empleo durante los últimos seis años ha caído de una forma muy intensa. Pero también es cierto que incluso en épocas de bonanza, los indicadores eran también elevados”, subraya Andreu Cruañas, presidente de Asempleo.

Una reacción en cadena 

El principal motivo por el que las empresas no ofrecen más vacantes es porque su volumen de producción no requiere de más trabajadores, según el estudio de Asempleo y Afi. "Si se incrementase su facturación, como así se prevé para los próximos meses, podría aumentar la contratación", destaca.

El análisis indica que seis de cada diez vacantes (61,6%) se concentra en las pequeñas empresas, frente a algo más de un 20% en las grandes empresas. "Reducir esta acuciante proporción entre desempleados y vacantes es una prioridad para que haya más oportunidades y más opciones para los primeros y ello pasa sobre todo porque las empresas tengan demanda y crédito", argumenta José Antonio Herce, director asociado de Afi. Cruañas prevé un descenso en el ratio de España, porque al cierre de este año se esperan datos positivos en la creación de empleo. 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50