Europa da sustento a McDonald’s, que pierde ventas en Estados Unidos

La cadena de comida rápida sigue con su expansión pese a la caída de facturación en EE UU

Restarurante de la cadena McDonald´s
Restarurante de la cadena McDonald´sEFE

McDonald's sigue echando la culpa al mal tiempo cuando trata de explicar la caída en las ventas que registró durante el primer trimestre en Estados Unidos. Sus ejecutivos piden a los inversores que esperen a tener los datos de abril y les invitan centrarse en el negocio internacional, donde Europa hace ahora de soporte. Pero de momento lo que se llevan a la boca los accionistas es una caída del 5% en el beneficio trimestral.

Los resultados del primer trimestre fueron desiguales. La compañía redujo las ganancias a 1.200 millones de dólares. Sin embargo, logró una ligera mejora del 1,4% de los ingresos globales, hasta los 6.700 millones. EE UU se lleva la mayor parte de la atención, porque es donde se concentra el 40% de la cifra de negocio de la multinacional y donde tiene más inversores. En ese mercado las ventas cayeron casi un 2% en el trimestre.

La cadena está tratando de adaptar sus menús para hacer frente a la competencia de las cadenas de cafeterías Starbucks y Dunkin y las de comida mexicana Chipotle y Taco Bell. Pero no solo debe estabilizar el negocio en EE UU, también debe hacerlo en otros mercados clave como Japón, Alemania y Australia, donde los datos muestran una caída en el tráfico de clientes por sus locales.

Pese a la debilidad del negocio en Alemania, las ventas en Europa mejoraron un 1,4% en el trimestre gracias al empuje de Reino Unido y de Francia. También juega a favor Rusia y mirando más hacia el Este el mercado chino compensó lo que se le escapa en el japonés. Además de la caída en las visitas, el alza en el precio de la carne hizo de lastre en sus resultados vía un incremento del 2,3% de los costes.

Los analistas coinciden que McDonald's sufre de empacho por el tamaño de su menú. Está complejidad está afectando también a su servicio, que es más lento. Además, hay un cambio de tendencia de consumidores que buscan opciones más saludables como las de Chipotle. La cadena cuenta con 35.000 restaurantes en todo el mundo, a los que espera sumar 1.500 a lo largo de este año y remodelar otros tantos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS