Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Draghi dice que la fortaleza del euro puede llevar a nuevos estímulos monetarios

El FMI lleva semanas reclamando al BCE que ponga en marcha la máquina del dinero

Mario Draghi.
Mario Draghi. Bloomberg

El presidente del Banco Central, Europeo (BCE), Mario Draghi, aterrizó en Washington en la recta final de unas reuniones de primavera del FMI en la que no se ha dejado de hablar del organismo que dirige— admitió que la fortaleza del euro “requeriría más políticas monetarias acomodaticias” pues está lastrando el avance de los precios.

Una divisa fuerte frena el avance de los precios en un contexto en el que la inflación europea, en el 0,5%, está muy lejos de su objetivo, que es “cerca pero por debajo del 2%”. El Fondo lleva semanas reclamando con contundencia al BCE que ponga en marcha la máquina del dinero (comprar activos, bajar tipos o inyectar crédito barato, entre otras fórmulas) poniendo como motivo el riesgo de deflación en países como España.

“Siempre he dicho que la tasa de cambio no es un objetivo de la política monetaria, pero es importante para la estabilidad financiera y el crecimiento. Y ahora, lo que ha pasado es los últimos meses ha resultado más y más importante para la estabilidad de precios”, dijo el presidente del BCE. Draghi apeló el viernes por la tarde en Washington al euro fuerte –que se ha apreciado un 6% contra el dólar en el último año—como argumento para actuar, ya que el mando del organismo europeo es la estabilidad de precios y financiera.

A diferencia de lo que manifiesta el Fondo, el BCE no ha visto urgencia en actuar contra la baja inflación, aunque en tras la última reunión del Banco para decidir sobre los tipos de interés (que ya están en un mínimo histórico del 0,25%) aseguró que estaban preparados para intervenir si en cuanto fuera necesario y que la decisión se tomaría “por unanimidad”, lo que buscaba transmitir que los halcones alemanes lo apoyarían.

En este sentido, el miembro del consejo del BCE Jens Weidmann señaló en declaraciones a la prensa, también en el marco de las jornadas del FMI , que esta subida del euro se debía a las entradas de capitales y al retorno de la confianza en la zona euro, pero que estaban estudiando los efectos de esa fortaleza de la moneda única.

En un comunicado previo, además, Draghi aseguró que el consejo de gobierno del BCE “no excluye medidas adicionales de expansión monetaria” y reiteró que espera que las tasas de interés de referencia “permanezcan en los niveles actuales o más bajos por un prolongado periodo de tiempo”. Se refirió a “medidas no convencionales”, como los programas de compra de bonos e inyecciones de liquidez similares a las aplicadas por la Reserva Federal en Estados Unidos.

Más información