Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FINANZAS PÚBLICAS

España paga los intereses más bajos desde 2005 por su deuda a 10 años

El Tesoro supera objetivos al colocar 5.580 millones en bonos a medio y largo plazo

Las rentabilidades exigidas a los títulos a cinco y 12 años tocan mínimos históricos

El ministro de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Economía, Luis de Guindos. EFE

España ha prorrogado este jueves la racha al reducir a mínimos lo que paga por pedir prestado al mercado gracias a la mayor confianza en el país, al escenario general de tipos bajos y a las expectativas de que los precios seguirán a la baja durante un tiempo prolongado. Horas antes de la reunión mensual del BCE, de la que por cierto no se esperan decisiones de calado contra el riesgo de deflación, el Tesoro Público español ha superado los objetivos de la subasta al colocar 5.580 millones en bonos a cinco, 10 y 12 años.

En cuanto a los tipos, el organismo dependiente de Economía ha logrado rebajar el interés en los títulos con vencimiento en 2024 al 3,308%, lo que no sucedía desde 2005. Con ello, vuelve a los niveles que disfrutaba mucho antes de la crisis en este tramo de la deuda pública. A los otros dos plazos, ha llegado a pagar mínimos históricos, aunque con matices.

El Ibex toca máximos anuales

Las Bolsas europeas han transitado entre el verde y el rojo antes de la reunión del BCE más pendientes de los datos de actividad del sector servicios en Europa (índice Markit, que subió por quinto mes consecutivo). Pasado el mediodía, solo el español Ibex 35 entre las grandes plazas europeas lograba mantener las subidas con un alza del 0,75% tras marcar máximos anuales al llegar a tocar los 10.525 puntos del 15 de enero. Habrá que ver si logra también conservar este récord al cierre.

En concreto, el Tesoro ha emitido 2.726 millones a cinco años con un interés marginal —el último antes de cerrar la subasta— del 1,899%, lo que no tiene parangón en la serie histórica. Junto a ellos, ha adjudicado otros 1.226 millones a 12 años a una rentabilidad máxima del 3,561%. En este caso, la comparación es difícil ya que no es una referencia habitual y no hay seria a la que acudir. Los restantes 1.630 millones se han emitido a 10 años.

Desde el comienzo del año, el Tesoro ha captado 50.481 millones de euros dentro del programa de financiación regular a medio y largo plazo. Esta cifra supone un 37,9% de la previsión de emisión incluida en la Estrategia del Tesoro para 2014  y que asciende a 133.300 millones de euros. Por culpa de este formidable esfuerzo, la deuda pública está en máximos históricos al borde los 980.000 millones.

Ante la perspectiva de una época prolongada de tipos bajos de interés desde el BCE y una inflación más que renqueante (en España o Italia los precios registran tasas negativas), el apetito por el papel del Estado ha aumentado con respecto a pasadas subastas. A ello ayuda que, pese a la rebaja, sigue ofreciendo rentabilidades superiores al resto y ya no está lastrada por el temor a una ruptura del euro que disparó a máximos los tipos exigidos por los inversores al Tesoro.

Por otra parte, el descenso a mínimos de antes de la crisis del interés del bono a 10 años no se ha trasladado a la prima de riesgo, el barómetro de la confianza en las finanzas de un país y que apenas ha bajado a los niveles que obligaron al entonces presidente Zapatero a poner en marcha los recortes. Esto se ha debido a que el bono que se utiliza como referencia, el bund alemán, ha bajado mucho a raíz de los problemas del euro y está también en mínimos sobre el 1,5%. Antes de las turbulencias y el desbordamiento de los problemas de Grecia que acabaron contagiando al resto del sur de Europa estaba en torno al 3,5%.
 

Más información