Cañete rechaza trocear Deoleo y niega que el Gobierno pueda vetar a nadie

Acaba el plazo para presentar ofertas por el 31% de la aceitera en manos de las cajas Desde el Estado italiano a un fondo del hijo de Aznar o la española Dcoop, están en la puja

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, junto a Ricardo Delgado, presidente de Covap, durante unas jornadas celebradas en Córdoba.
El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, junto a Ricardo Delgado, presidente de Covap, durante unas jornadas celebradas en Córdoba.Salas (EFE)

El Gobierno ha asegurado este miércoles por boca del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, su rechazo a que Deoleo "se trocee o se desmembre" a raíz de la salida de las cajas de su accionariado. Sin embargo, pese al temor a que la aceitera sufra cambios relevantes en función de quien sea el comprador del 31% de su capital que está a la venta, el ministro ha reconocido que el Ejecutivo no puede vetar a nadie.

Ningún Gobierno de la UE, ha recordado Arias Cañete, “tiene capacidad de vetar absolutamente nada, porque estamos en un mercado libre, donde hay libre circulación de personas, bienes y capitales". Además, ha defendido que, en estos momentos, lo que interesa al Ejecutivo es que los inversores internacionales confíen en el país, a lo que no ayudaría frenar la venta de Deoleo, por muy estratégica y líder mundial que sea.

En este sentido, el ministro ha comentado en declaraciones recogidas por EP que le preocupa menos "cuál sea la composición del capital", que "cuál sea el proyecto empresarial", dado que quiere "un gran proyecto empresarial, exportador, ganador y que sitúe al aceite español en los mercados mundiales al precio más alto posible".

Este miércoles concluye el plazo previsto para que los interesados presenten sus ofertas por el capital de Deoleo que está en manos de Bankia, Caixabank, Kutxabank y BMN, mientras Unicaja ha garantizado que seguirá en la compañía. Entre las propuestas conocidas, se han presentado a la puja el gigante americano Bunge, los fondos de alto riesgo Carlyle, CVC y PAI Partners, o la gestora Rhone Group, donde trabaja Alonso Aznar, uno de los hijos del expresidente José María Aznar.

También opta a convertirse en el dueño de la aceitera española el Fondo Estratégico Italiano (FSI), respaldado por el Estado italiano, y que cuenta además con el apoyo de Qatar Holdings. Su objetivo pasa por recuperar marcas emblemáticas para el país como Bertolli o Carapelli, adquiridas por Deoleo hace unos años. Entre el abanico de aspirantes también hay un nombre español, Dcoop, que de hecho ya está en el accionariado del líder mundial en el mercado del aceite de oliva con algo menos de un 10%.

A partir de ahora, JP Morgan llevará a cabo la primera criba para seleccionar las mejores ofertas por la participación de la que se quieren desprender las cuatro entidades financieras, lo que obligaría al comprador a lanzar posteriormente una Oferta Pública de Adquisición (OPA) de acciones sobre la totalidad, a menos que solicitara una eximente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción