Linde advierte de que una inflación baja complica la recuperación económica

El Banco de España anuncia que empezará a publicar sus previsiones trimestralmente El gobernador asegura en el Foro Cinco Días que el BCE tiene armas para aplacar los riesgos

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha advertido este miércoles de que una inflación tan baja como la actual tiene aspectos positivos en relación con la necesaria, en su opinión, moderación de salarios, ya que evita una gran pérdida de poder adquisitivo. Pero, ha reconocido, también es una dificultad para el proceso de desendeudamiento en el que está embarcado el país y para la recuperación económica. "Tiene complicaciones", ha admitido antes de augurar que la inflación cerrará el año entre el 0,4% o 0,5% tras cerrar febrero en el 0,0%, según el último dato publicado por el INE.

Linde ha reconocido durante su participación en el Foro Cinco Días que es "evidente" la moderación de los salarios, lo cual indica que la reforma laboral "está teniendo efecto". Pero, ha añadido, "esto es bueno para la economía española —sobre todo las exportaciones—, para el ajuste y para la recuperación". Sobre uno de los factores que puede prorrogar durante más tiempo de lo deseado el fenómeno de una inflación baja, la escalada del euro frente al dólar, Linde ha reconocido que el repunte ha sido ""sorprendente"", ya que lo que se esperaba era que la moneda estadounidense fuera subiendo, lo que al final no ha sucedido.

Más información

Sobre lo que podría hacer el BCE ante estos dos puntos de riesgo, Linde ha avanzado que "podría tomar medidas adicionales", siempre y cuando haya nuevos hechos que confirmen la tendencia. "Hay instrumentos como las subastas a largo plazo, las subastas de activos y otros para actuar sobre los tipos de interés", ha recordado.

En el tono ambiguo en el que ha desarrollado todo su discurso, el gobernador ha declarado que el nuevo decreto del Gobierno para fomentar la financiación de las empresas es "muy positivo". A este respecto, ha afirmado que el Banco de España "va a estudiar rápidamente cómo debe aplicarse" con relación a la liberalización de provisiones que supondrá para los bancos. Tras este análisis, ha explicado que se dirigirán "a todas las entidades para explicarles como aplicar el real decreto de forma coherente y solvente desde el punto de vista bancario".

En el capítulo de novedades, Linde ha anunciado que el Banco de España va a cambiar el ritmo de publicación de predicciones sobre el comportamiento de la economía. Ahora lo hacía una vez al año, en abril, y a partir de este momento lo hará una vez al trimestre. "Creemos que es mejor seguir este ritmo, que es el que emplean el BCE y el FMI", ha justificado. El supervisor ha decidido la modificación para evitar salir entre las peores instituciones de predicción económica, tal y como ha ocurrido en los últimos años. "No seremos la mejor institución en predicciones, pero desde luego no somos la peor, creo que estaremos en el primer tercio entre los mejores", ha defendido el gobernador.

De momento, el Banco de España augura que el PIB crecerá un 1% a final de año y se ha mostrado confiado en que el crédito, que sigue bajando, se va a estabilizar. Además, ha dicho que no descarta más concentraciones de bancos en un futuro, aunque ha matizado que ahora no tiene ninguna operación en el radar. Asimismo, ha celebrado que el tono de la economía española "empieza a cambiar" y ha estimado que pese a posibles sorpresas, la mejora de la prima de riesgo "es estable y se va a mantener".

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50