Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consorcio Damm y Luxempart tendrán menos del 30% de Pescanova

La nueva empresa contará con una inyección de fondos de 150 millones

La propuesta prevé quitas de deuda de entre el 60 y 90% de los fondos

Instalaciones de PESCANOVA en la central de Vigo (Pontevedra).
Instalaciones de PESCANOVA en la central de Vigo (Pontevedra).

La propuesta de convenio presentada en el juzgado para reflotar Pescanova y su filial Pescafina, por parte del consorcio formado por Damm y Luxempart, plantea que este contará con menos del 30% del capital y el resto lo tendrán los acreedores que financien y capitalicen créditos, con quitas de entre el 60 y 90%.La nueva empresa contará con una inyección de fondos de hasta 150 millones de euros, entre capital y financiación a largo plazo, para garantizar su viabilidad.

La nueva Pescanova tendrá en su capital a los accionistas de la antigua Pescanova (a los que se les reconoce una participación del 4,99% tras la reestructuración), el 95,01% restante lo tendrán por un lado —por aportación de fondos— el consorcio formado por Damm y Luxempart y los accionistas de Pescanova, y por otro los acreedores por capitalización de créditos, según la propuesta de convenio remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Además se producirá una segregación de la totalidad del negocio, activos y pasivos a favor de una nueva entidad Nueva Pescanova que tendrá la totalidad del pasivo post-concursal y agrupará las participaciones en la nueva sociedad Pescanova España, que será la sucesora de la sociedad y de sus filiales españolas en sus actividades y en las filiales extranjeras del grupo.

La propuesta de convenio plantea quitas nominales y "esperas", que en la propuesta básica es del 97,5% de sus créditos y el pago en 8,5 años. En la propuesta alternativa la quita es del 90% de sus créditos y el 10% restante se divide en crédito senior (57,15% del crédito tras la quita pagadero al décimo año, con un interés del 3% anual) y en crédito junior (42,8% del crédito tras la quita, pagadero al decimoquinto año al 1% de interés, se abonará si Nueva Pescanova tiene tesorería suficiente, en caso contrario se capitalizará).

Según la oferta de la banca acreedora y la cervecera Damm y Luxempart, la deuda financiera remanente tras la reestructuración será de 812,5 millones de euros, excluyendo la deuda en filiales extranjeras. Del total de la inyección de fondos, el 70% (105 millones de euros) lo aportará la banca acreedora y el 30% restante (45 millones de euros) el consorcio integrado por la cervecera catalana y el fondo luxemburgués, que se incorpora como socio industrial de referencia.

Más información