Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La banca española vuelve a apostar por la deuda pública en el arranque de 2014

Las entidades aumentan su cartera de bonos y letras soberanos en 20.300 millones en enero

La banca española volvió a aumentar la cartera de deuda soberana en enero tras el ajuste de sus balances en diciembre. Según los datos que ha publicado este jueves el BCE, las entidades incrementaron en 20.300 millones su inversión en bonos y letras de los diferentes países tras reducirla en 22.400 millones en el último mes de 2013.

El balance de cierre del pasado ejercicio, por cierto, será el que se use en las pruebas de resistencia al sector. Para llegar a cuadrar sus cuentas, las entidades también habían rebajado esta cartera en más de 10.000 millones en noviembre y en otros 8.900 millones en octubre. Con el aumento de enero, el valor de la cartera de bonos gubernamentales en manos de la banca española superaba los 292.000 millones de euros, la mayor parte del Tesoro español.

En este examen —para el que se toman como referencia los datos finales del balance a diciembre— está previsto que se analice de cerca o incluso se penalice la cartera de deuda pública en manos del sector financiero si bien todavía falta una mayor concreción.

En Francia, los bancos también incrementaron en enero su cartera de deuda pública, en este caso en 18.600 millones de euros, hasta situarla en 282.200 millones de euros, ajustada a valor de mercado. 

En cambio, los bancos italianos fueron en contra de esta tendencia y recortaron la suya en 6.900 millones en enero tras una reducción de 15.700 millones de euros en diciembre. Ajustado por valor de mercado, su cartera de deuda soberana ascendió a 406.600 millones de euros, el mayor volumen de cualquier sector bancario de los 18 países de la eurozona.

Por su parte, los bancos portugueses incrementaron su cartera de bonos estatales en 2.200 millones de euros hasta un valor de mercado de 39.500 millones de euros. Los datos del BCE no desglosan por países la deuda soberana en manos de los bancos.