El ‘sheriff de Wall Street’ pide información sobre el robo de bitcoins

El cierre de Mt. Gox pone en alerta al fiscal general de Manhattan y a las autoridades japonesas La Policía de Tokio investiga el destino de los millones sustraidos

Dave Mitchell, izquierda, compra bitcoins en un cajero de la empresa Liberty bajo la atenta mirada de uno de los fundadores de esta casa de cambio, Chris Yim, en Boston.
Dave Mitchell, izquierda, compra bitcoins en un cajero de la empresa Liberty bajo la atenta mirada de uno de los fundadores de esta casa de cambio, Chris Yim, en Boston.DOMINICK REUTER (REUTERS)

Era cuestión de tiempo ver a Preet Bharara metiendo mano al caso de Mt. Gox. El fiscal neoyorquino, conocido como el policía de Wall Street por la agresividad con la que persigue el fraude financiero, acaba de solicitar información a varias compañías que hacen negocio con el bitcoin para entender. Su objetivo es averiguar cómo hacen frente a los ciberataques que pueden poner en riesgo a los usuarios que confían en sus plataformas.

Bharara también está en contacto con otras empresas rivales de Mt. Gox, según adelanta Reuters citando a fuentes metidas en la investigación. En concreto, explican, quiere tener una idea más clara del robo masivo sufrido por Mt. Gox, un agujero que le obligó esta semana a cerrar por completo su portal. La compañía es insolvente y es posible que tenga que declararse en bancarrota, dejando atrapados a miles de inversores en la divisa virtual.

Más información
El principal operador del bitcoin cierra y destapa las flaquezas de la divisa
El colapso de Mt. Gox expone los riesgos de un mercado sin regular
Días complicados para la moneda virtual

El margen de maniobra de las autoridades estadounidenses es reducido, porque no es un mercado regulado y porque Mt. Gox es una empresa establecida en Japón. Pero Bharara sí puede actuar si ve indicios de fraude, como ya hizo hace un mes al presentar cargos contra Charlie Shrem, el máximo gestor de BitInstant. El joven fue arrestado en Nueva York acusado de blanquear de dinero de usuarios de Silk Road.

La imagen del bitcoin como moneda de cambio fiable para operaciones en Internet está, por tanto, muy dañada y eso se refleja en el precio al que se cambia la divisa electrónica. Mark Karpeles, consejero delegado de Mt. Gox y que como Charlie Shrem estaba en el consejo de la Fundación Bitcoin, insiste en que se está trabajando en la solución de los problemas técnicos que afectan a su empresa y se negó a especular sobre el futuro de la compañía. 

Mientras tanto, en el país asiático, las autoridades están investigando la desaparición de Mt. Gox y las denuncias de robo, aunque en todo momento recuerdan que no tienen ninguna responsabilidad de supervisión del bitcoin. El miembro del consejo de gobierno del Banco de Japón, Koji Ishida, se ha mostrado confiado en que tras lo ocurrido el Gobierno nipón mueva ficha y aborde la necesidad de regular esta moneda. Según ha recordado, desde el principio ha sufrido problemas por las sospechas de que servía para el lavado de dinero y siempre ha estado sometida a una excesiva volatilidad.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La policía de Tokio, por su parte, está en contacto con los clientes de Mt. Gox tras recibir múltiples denuncias de los afectados por el cierre de la casa de cambio. Uno de ellos es el profesor de Derecho Karl-Friedrich Lenz, quien imparte clases en la Universidad de Aoyama y tenía "una pequeña cantidad" bitcoins depositados en esta plataforma, que además de intermediario entre vendedores y compradores estaba abierta a alojar los monederos de los usuarios. En su opinión, "el caso Mt. Gox es un buen ejemplo de lo que sucede cuando ignoras la ley existente sobre la necesidad de operar con licencia bancaria para admitir depósitos". "Se necesita una regulación sólida", ha añadido en declaraciones a Bloomberg.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS