Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PAU de Carabanchel, un barrio auténtico

Se ponen en marcha las últimas promociones en los dos extremos de la avenida de la Peseta

Imagen del PAU de Cuatro Vientos en Madrid.
Imagen del PAU de Cuatro Vientos en Madrid.

Si uno se da una vuelta por los grandes desarrollos residenciales acometidos en Madrid durante la pasada década no deja de sentir —aunque ahora en menor medida— una cierta sensación de aislamiento con el resto de la ciudad, provocada por esas barreras fronterizas de las grandes autovías de circulación que delimitan los ámbitos.

Sucede en todos los PAU, menos en el de Carabanchel. Allí, no se aprecia.

La integración con el barrio antiguo es tal que, en muchas calles —especialmente en las de Joaquín Turina, Jacobeo o Casatejada—, a un lado están los bloques antiguos, construidos hace más de medio siglo, y al otro, los modernos edificios de diseño levantados hace menos de diez años.

A esa cohesión integradora entre lo antiguo y lo nuevo contribuye sobremanera que numerosas viviendas están habitadas por hijos del barrio que lograron permanecer en Carabanchel cerca del hogar paterno.

Estamos ante un barrio prácticamente acabado. De las casi 13.000 viviendas previstas ya se han entregado 11.800, otras 900 están en construcción o con licencia de obras concedida y quedarían apenas cincuenta pendientes de acometer en uno de los solares que quedan vacantes en el PAU de Carabanchel. 

Como consecuencia de la crisis, algunas de las parcelas sobre las que el Ayuntamiento de Madrid llegó a otorgar licencia de nueva edificación se quedaron sin desarrollar. Ocurrió con la localizada calle de Joaquín Turina con vuelta a la de los Clarinetes, donde Cuyam llegó a obtener el permiso para construir 74 pisos, contrató a la constructora Tilmon para que las edificara, pero el proyecto quedó paralizado.

Imagen aérea del Pau de Carabanchel (Madrid).
Imagen aérea del Pau de Carabanchel (Madrid).

Justo al lado, el Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) no llegó a paralizar las obras de 194 pisos en alquiler con opción a compra para jóvenes, pero el tiempo que se está tardando en llevarlas a cabo ha provocado que un buen número de adjudicatarios hayan renunciado.

Resultaron agraciados en un sorteo celebrado hace casi siete años y, en lugar de estar casi a punto de ejercer la opción a compra, se encuentran con que los pisos todavía están sin acabar.

A la vista de lo avanzado de las obras es previsible que a comienzos del próximo verano puedan entregarse. Son 90 pisos de un dormitorio y 104 de dos, con una superficie media de entre 39,75 y 49,20 metros cuadrados, y todas cuentan con garaje y trastero.

Estas viviendas se ubican en un edificio en forma de U con tres bloques, de entre cinco y siete plantas, y las rentas mensuales oscilarán entre 400 y 500 euros.

Otras viviendas del PAU de Carabanchel que fueron inicialmente de promoción pública, acometidas por la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS), han cambiado de manos tras la venta por parte del consistorio al fondo Magic Real Estate Blackstone. Forman parte del lote de 18 promociones traspasadas el pasado mes de julio por un importe de casi 130 millones de euros. De los 1.860 pisos, 1.208 son en régimen de alquiler y 652 en arrendamiento con opción a compra.

El logo de la EMVS ha sido sustituido por grandes carteles situados en las fachadas de estos bloques, donde se anuncia que Fidere —la empresa constituida por el fondo estadounidense— alquila los pisos que quedan disponibles a través de la web encajatualquiler, bajo la comercialización de Roan.

Se trata de ocho promociones, distribuidas entre la avenida de la Peseta y las calles del Valle Boi, Jacobeo, Salvador Allende, Pinar de San José y Arte Rupestre del Mediterráneo donde Fidere ofrece el alquiler de viviendas con rentas que varían entre 415 y 570 euros mensuales.

Por lo que a la actual actividad promotora se refiere, queda concentrada en los dos extremos de la avenida de la Peseta. Tanto al oeste, en la confluencia con la carretera al barrio de la Fortuna y la avenida de la Aviación, como al este, en la gran rotonda situada al final de la Vía Lusitana, donde se ubica el centro comercial Islazul; uno de los hitos de este barrio de nuevo cuño.

En la carretera hacia el barrio de la Fortuna, la promotora Pryconsa está ocupándose de la entrega de llaves de la primera fase del residencial Parque Aviación, y ha solicitado licencia para iniciar las obras de la segunda fase en una parcela próxima, al otro lado de la calle de Joaquín Turina, para poder iniciar la construcción y entregar la promoción a mediados de 2016.

En el remate de la primera fase, además de tener vacantes los nueve locales de la planta baja, existen viviendas de dos dormitorios, con unos 80 metros cuadrados, con precios en torno a los 250.000 euros, incluyendo una plaza de garaje. Mientras, en el lanzamiento de la segunda fase, en la que la promotora ha optado por viviendas de mayor tamaño, se ofrecen pisos de tres y cuatro dormitorios, con superficies de entre 125 y 150 metros cuadrados y precios que parten de 271.000 y 326.000 euros, respectivamente. En este caso, con dos plazas de garaje.

Si nos situamos en la gran rotonda distribuidora, en la que se localiza el centro Islazul y la salida hacia Leganés, Inmoglaciar ha iniciado los trabajos de acondicionamiento de la parcela situada en la confluencia de la avenida de la Peseta con la calle del Duro. Proyecta construir noventa viviendas de precio libre, en régimen de cooperativa.

Se ha iniciado la comercialización de la fase del Residencial Parque Vía Lusitana, con 25 viviendas de tres dormitorios, a partir de 180.000 euros, y un ático de cuatro, con 139 metros cuadrados, por 350.000 euros. Entre ambos la horquilla de precios se mueve entre 210.000 y 290.000 euros para pisos con superficies que van de los 110 a los 125 metros cuadrados.

Ibercaja es la entidad que financia y avala tanto esta promoción como otra que se anuncia en esta zona del PAU de Carabanchel. Se trata de otra que se promoverá en régimen de cooperativa, gestionada por la UTE formada por Identy e Irbaco, para la construcción de pisos con precios a partir de los 188.000 euros.

Por su parte, Construcciones Peromingo lleva con licencia de edificación concedida desde hace siete años para acometer el proyecto redactado sobre la parcela ubicada en la avenida del Euro 16, pero la operación no ha llegado a salir.

Hace unas semanas anunciaron en su página web que se iniciaba la comercialización de viviendas, integradas en una primera fase y adjuntaban hasta la memoria de calidades, pero han cambiado de opinión. "Hemos decidido retrasar la obra. La haremos, pero no ahora", confirma un portavoz de la promotora.

En segunda mano, el PAU de Carabanchel ofrece un mercado que parte de los algo más de 110.000 euros que se piden por apartamentos de 55 metros cuadrados de superficie.

De un dormitorio, con unos 65 metros cuadrados, hay disponibles pisos cuyos precios oscilan entre los 140.000 y los 150.000 euros.

En torno a los 200.000 euros están los de dos dormitorios, con 90 metros cuadrados de superficie. Y todavía algunos propietarios mantienen precios muy elevados, por encima de los 500.000 euros, para los áticos de cuatro dormitorios.

En alquiler, al margen de los productos ofertados por Fidere-Blackstone, Lazora ofrece dúplex de 108 metros cuadrados por 725 euros mensuales o apartamentos de 55 metros cuadrados por 450 euros de renta. En general, por unos 500 euros se pueden alquilar pisos de 50 metros cuadrados o, por cerca de mil euros mensuales los situados en una de las zonas principales y con tres dormitorios.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información