Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis comunidades superaron ya en noviembre la meta de déficit de 2013

Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña y Aragón registran los mayores desvíos

La última remesa de estadísticas presupuestarias que sirvió este martes el Ministerio de Hacienda aumenta las dudas sobre si las Administraciones Públicas (central, comunidades, ayuntamientos y Seguridad Social) han cumplido con el recorte del déficit público que la Unión Europea encomendó a España: acortar el desfase registrado en 2012, equivalente al 6,8% del PIB, hasta dejarlo en el 6,5% en 2013. Hacienda suministró las cuentas autonómicas hasta noviembre. Y el saldo a un mes del balance anual anticipa que será muy difícil cumplir con el objetivo fijado para las comunidades, una meta que ya rebasaron seis de ellas.

El déficit autonómico entre enero y noviembre de 2013, según las cuentas de Hacienda, llegó a 12.901 millones de euros, lo que equivale al 1,26% del PIB, en el linde del desfase negativo adjudicado al conjunto de las comunidades para todo el año pasado (-1,3% del PIB). No es posible la comparación con lo que ocurrió en 2012, porque solo se suministran datos mensuales desde 2013, pero sí se puede anticipar que, por segundo año consecutivo, habrá reducción de déficit autonómico (2012 cerró con un -1,8%).

Lo que las comunidades no han logrado aún, desde que comenzó la crisis, es cumplir con el objetivo que les fija el Gobierno cada año —varios ejecutivos autonómicos mostraron su posición a los establecios para 2013 por demasiado exigentes—, para ajustarse a lo comprometido con Bruselas. Y tampoco parece que vaya a ocurrir en 2013. No solo porque ya están en el límite, a un mes del cierre del ejercicio. O porque en diciembre suele acelerarse la ejecución del gasto presupuestado, lo que ahondará el desfase. También, y sobre todo, porque en diciembre de 2012 las Administraciones Públicas se ahorraron más de 5.000 millones de euros al suprimir la paga extra de los funcionarios. Y ese ahorro se concentró en las comunidades autónomas, que emplean a más del 60% de los funcionarios. Una reducción de gasto que, salvo en contadas excepciones (Cataluña), no se produjo en diciembre de 2013, tras la decisión del Gobierno de no repetir la medida.

Pese a los planes de reequilibrio en marcha, y su seguimiento trimestral, el Ministerio de Hacienda ya advirtió hace unos meses que cuatro comunidades registraban desvíos significativos respecto al objetivo fijado. Los datos de noviembre dan la razón al departamento que dirige Cristóbal Montoro en lo referente a la Región de Murcia (-2,3% frente al objetivo de -1,6%), Comunidad Valenciana (-2% frente a -1,6%) y Cataluña (-1,9% frente a -1,6%). El equipo de Montoro señaló también a Andalucía, pero el Ejecutivo autonómico socialista sí está dentro de los límites fijados, mientras que es el Gobierno aragonés el que se desvía (-1,6%, cuando su objetivo es -1,3%). Madrid y Galicia también registran un desfase mayor de lo previsto, pero las diferencias en su caso son mínimas.

Hacienda recordó además los datos presupuestarios hasta noviembre de la Administración central y la Seguridad Social. Mientras el Estado y los organismos dependientes registran un déficit equivalente al 3,86% del PIB, ligeramente por encima del objetivo fijado (-3,8%), el desfase de la Seguridad Social contabilizado hasta noviembre es solo del 0,3%, cuando se espera un déficit cercano al 1,4%.

El equipo de Montoro ya ha advertido que el Estado anticipó en 2013 transferencias a la Seguridad Social que en el ejercicio anterior había hecho en diciembre, por lo que es previsible una recomposición del déficite entre ambos niveles de la Administración.

Hasta noviembre, el déficit contabilizado en comunidades autónomas, Administración central y Seguridad Social equivale al 5,4% del PIB, un cálculo que excluye las ayudas públicas a las entidades financieras. Aparentemente, hay un margen amplio hasta el objetivo conjunto del 6,5%, más aún si se tiene en cuenta que el Gobierno prevé que las corporaciones locales logren un superávit cercano al 0,6% en el conjunto de 2013.

Pero la comparación con lo ocurrido en años anteriores revela que las cifras cambian de forma drástica con los ajustes finales en el cierre del ejercicio. Otro informe de Hacienda recordaba este martes que, hasta el tercer trimestre, periodo en el que sí hay información de los dos ejercicios, el déficit público de 2013 (4,4%), era todavía superior al de 2012 (4,27%). Y en los tres últimos meses de aquel ejercicio el desfase se estiró hasta el 6,84%.