Bruselas cambia el método contable y eleva el PIB de España hasta un 2%

La revisión rebajará la ratio de deuda pública sobre PIB en los países europeos La Comisión computará las partidas de defensa y de I+D como inversión en vez de como gasto

Detalle de varias monedas de euro.
Detalle de varias monedas de euro.EFE

La Unión Europea cambiará a partir de septiembre el método de cálculo del PIB y obligará a los Estados miembros a contabilizar las partidas de Investigación y Desarrollo (I+D) y de Defensa como inversión en lugar de gasto, tal y como venían haciendo hasta la fecha. El cambio metodológico, según informa Bruselas en un comunicado, aumentará el Producto Interior Bruto (PIB) español entre un 1% y un 2% y el de la UE entre un 2,4%, aunque este incremento será únicamente estadístico. La revisión afectará a la baja al cálculo de la ratio que relaciona deuda pública y PIB.

Los países que más se beneficiarán de estos cambios serán Finlandia y Suecia, con aumentos entre el 4% y el 5% en su PIB. La razón es porque son los dos Estados de la UE que más invierten en I+D. Austria y Reino Unido verán crecer el principal indicador de su economía entre un 3% y un 4% y Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia y Países Bajos sufrirán una variación positiva de entre un 2% y un 3%. En un escalafón inferior, Eslovenia, Eslovaquia, Estonia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal, República Checa y la propia España verán su crecimiento aumentado entre un 1% y un 2%, mientras que para Hungría, Letonia, Lituania, Polonia y Rumanía, el cambio supondrá un mínimo incremento de entre el 0% y el 1%.

Una vez que entre en vigor el nuevo sistema contable, la ratio de deuda pública sobre PIB disminuirá en la misma cuantía en la que aumenta el producto de los Estados. En este sentido, el cambio podría suponer un pequeño alivio para los países que, como España, presentan elevados déficits públicos. Sin embargo, no afectará a la evolución futura del PIB ni a las perspectivas de crecimiento de los países europeos.

Dos décadas de cambios

La Comisión Europea ha justificado la variación en su método de cálculo en “la transformación de la economía en los últimos 20 años por la creciente importancia de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y por el mayor peso de los activos intangibles”.

François Lequiller, responsable de finanzas gubernamentales de Eurostat, ha recalcado que el cambio será “únicamente” de índole estadística y ha recalcado que los Estados miembros deberán recalcular los datos que se vean afectados “al menos hasta 1995” para garantizar la coherencia de la serie histórica. Aquellos países que dispongan de cifras anteriores a esa fecha, también deberán reformular sus datos.

Aunque esta vez ha sido el turno de Europa, la adaptación al nuevo sistema afecta a todo el mundo. Su entrada en vigor en EE UU —en agosto de 2013— redundó en un incremento estadístico de su PIB de un 3,5%, según las cifras aportadas hoy por el Ejecutivo europeo.

Sobre la firma

Ignacio Fariza

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Ha trabajado en las delegaciones del diario en Bruselas y Ciudad de México. Estudió Económicas y Periodismo en la Universidad Carlos III, y el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS