Pascual busca socios para entrar en Asia

El objetivo del grupo alimentario es que el 30 % de las ventas procedan del exterior La empresa entiende desarrollar proyectos de yogur de larga duración en India, Pakistán y China

El presidente de Pascual, Tomás Pascual Gómez-Cuétara.
El presidente de Pascual, Tomás Pascual Gómez-Cuétara.EFE

Calidad Pascual es el nuevo nombre del grupo alimentario que cumple ahora 45 años de historia y está buscando socios industriales para desarrollar proyectos de yogur de larga duración en India, Pakistán y China. El el objetivo es lograr que el 30% de las ventas procedan del exterior.

El nuevo nombre de la compañía, antes Grupo Leche Pascual, va acompañado del lema Tú nuestra razón de ser, y pretende comunicar que la calidad integral y las personas son los ejes de la empresa, según ha explicado hoy en Madrid su presidente, Tomás Pascual Gómez-Cuétara. "Hemos rediseñado la imagen para poner en primera persona aquello que nos importa y nos distingue, lo que nos permite no olvidarnos del objetivo de la empresa", ha indicado.

Más información
Leche Pascual, la apuesta exterior
La reconversión de Pascual
Leche Pascual encara la crisis
Pascual ultima un acuerdo con el segundo productor de leche chino

Tomás Pascual ha detallado que la compañía desarrolla en estos momentos dos proyectos en el exterior -en Venezuela, junto a su socio Polar, y en Filipinas, de la mano de Asia Brewery- y que en cuanto uno de ellos permita liberar capital humano abordarán, junto con socios industriales, algunas de las iniciativas que tienen previstas para los mercados de China, la India y Pakistán.

Dichos mercados tienen un gran potencial en el negocio de yogures de larga duración, los que no necesitan frío, al igual que los mercados africanos, donde la empresa ya cuenta con presencia en Cabo Verde y Angola, y quiere profundizar con un proyecto en Sudáfrica.

Según ha recordado Pascual, el plan estratégico Horizonte 2015, iniciado en 2008, estimaba que las exportaciones supusieran el 30% de las ventas gracias a un proyecto de soja para los mercados de Alemania e Italia, que al final no cuajó. La empresa prevé que la exportación suponga el 15% de las ventas al final del periodo estratégico, aunque si Venezuela consolidara en su totalidad, ella sola supondría ese 15 %, ha apuntado Pascual.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
EFE

Prevén repetir, a nivel corporativo, las ventas de 730 millones logradas un año antes, y aseguran que a día de hoy la empresa cumple las previsiones de pago de deuda que recientemente ha reestructurado: 300 millones de euros de los que la mitad se pagan en cinco años (ya se ha abonado una quinta parte) y el resto al finalizar el periodo pactado.

Buscar alianzas en los activos no estratégicos -pero con el objetivo de generar más valor que participando solos- es uno de los objetivos que va a repetir en el futuro, después de los logros realizados con varios productos -los zumos con la turca Töksoz, las tortillas con Palacios o con River Salat en la correduría de seguros-, según ha precisado su director general, Ignacio García Cano.

Cano ha resaltado que Calidad Pascual "no es una empresa láctea, sino [una compañía] enfocada a la salud y a la nutrición", donde el negocio lácteo supone el 56% de las ventas y las divisiones de agua, café y soja representan el otro 45 % restante.

Pascual ha remarcado su capacidad de revisar sus actuaciones y tomar decisiones importantes, como la que la llevó a dejar de producir marcas como PMI o Nature, que les suponían una parte importante de la facturación, pero no sumaban valor. Y también de poner en valor sus marcas y productos a través de alianzas con Unilever, para leche; Nutrexpa, para batidos; o Esteve, para crear BioBalance enfocado a diabéticos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS