Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosell ve un auge del independentismo entre los empresarios catalanes

El jefe de la CEOE declina pronunciarse sobre si está a favor o en contra de que Cataluña sea un Estado independiente

Joan Rosell.
Joan Rosell.

El presidente de la CEOE, Joan Rosell, ha afirmado este martes que aprecia un auge del independentismo entre los empresarios catalanes. "Los empresarios no somos extraterrestres, somos sociedad, y si la sociedad catalana ha virado en un sentido, han virado los empresarios, los futbolistas, los taxistas y todo el mundo. Y en este momento buena parte de los empresarios han virado su opinión respecto a hace dos o tres años", ha dicho en una conferencia de prensa. El jefe de la patronal española ha declinado pronunciarse sobre si él personalmente está a favor de que Cataluña sea un Estado independiente.

El jefe de la patronal española declinó pronunciarse sobre si él personalmente está a favor o en contra de que Cataluña sea un Estado independiente, pero mostró su preocupación por la situación. “Es un tema suficientemente serio como para que aportemos el máximo de información y en este momento estamos en el inicio del proceso. Vamos a tener meses para poder hablar del tema y ver cuáles son las ventajas, los inconvenientes y las contradicciones", ha dicho Rosell cuando se le ha preguntado cuál es su posición personal sobre las dos preguntas pactadas por Artur Mas, presidente de la Generalitat, con sus socios de Esquerra Republicana, Iniciativa y la CUP, para el referéndum de autodeterminación que quiere celebrar en Cataluña: "¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado? Sí o no. En caso afirmativo, ¿quiere que este Estado sea independiente? Sí o no".

“Los empresarios no nos metemos en política. Los empresarios nos vamos a meter en el charco político ni más ni menos que el resto de la sociedad civil, ni más ni menos que los médicos, los economistas, los taxistas o quien sea”, ha señalado el presidente de la patronal, evitando una respuesta directa.

Lo que sí ha dejado claro Rosell es su "enorme preocupación" por "el distanciamiento" entre España y Cataluña. "Hay señales de alerta", ha advertido. Las encuestas del año 2010 mostraban que el sentimiento soberanista representaba el 20% de la población catalana, cifra que prácticamente se ha duplicado, según ha subrayado Rosell, que ha detectado que también entre el empresariado catalán hay una mayor aceptación del proyecto soberanista que "hace dos o tres años" y que "ha ido in crescendo".

No obstante, ha matizado que "en Cataluña hay diferentes tipos de empresas y al condicionante social y político se le unen sus intereses económicos, así que a veces pesa más la responsabilidad sobre su empresa que la opinión personalizada sobre estos temas".

El distanciamiento de la sociedad catalana de la sociedad española también se está produciendo ahora en sentido inverso. "Noto incomprensión aquí y allá", ha añadido el presidente de la CEOE.

"Creemos que hace falta política con mayúsculas, porque la situación es tremendamente grave", ha rematado. Según Rosell, es "urgente" rehacer los puentes y la CEOE hará todo lo posible para que los políticos hablen e intenten reconducir la situación.

Pese a la gravedad, el presidente de la patronal ha asegurado que la CEOE no está detectando ningún boicot a los productos catalanes por parte de la sociedad española ni ninguna deslocalización de empresas catalanas ante el proceso soberanista.

Respeto al mercado laboral, el responsable de la patronal considera que el contrato a tiempo parcial va a ser el contrato estrella en el futuro. Además, Rosell abogó por desmantelar la fundación tripartita (Gobierno, patronal y sindicatos) que gestiona los planes de formación y reclamó para las empresas la gestión de los fondos para formación que aportan vía cotizaciones.