Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Goirigolzarri dice que Bankia no necesita más ayudas y que espera dar más crédito

El presidente de la entidad destaca que ha culminado el cierre de oficinas dos años antes

Guindos dice que el banco antes era parte del problema de España y ahora parte de la solución

Guindos (izquierda) y Goirigolzarri, este jueves en Madrid.
Guindos (izquierda) y Goirigolzarri, este jueves en Madrid. EFE

El grupo bancario BFA-Bankia, rescatado por el Estado a mediados de 2012, ya no es parte del problema de la economía española, "sino parte de la solución". Así lo cree al menos el ministro de Economía, Luis de Guindos, que ha destacado este jueves la evolución de la entidad desde que tomara el mando el equipo liderado por José Ignacio Goirigolzarri. Este, por su parte, ha reiterado que el grupo no necesitará más ayudas públicas y ha asegurado que aspiran a dar más crédito el año próximo.

Goirigolzarri ha asegurado que pretenden tener una facturación de crédito en 2014 "muy superior" a la de este año. "Dar crédito es necesario para aumentar ingresos", ha señalado. Considera que Bankia en particular y la banca española en general se encuentran ante un "cambio de ciclo" en el que habrá más liquidez, pese a que aún están pagando "el sobreendeudamiento que llevó a la crisis". El ejecutivo bilbaíno cree, con todo, que todavía queda mucho camino por recorrer para que el sector privado se desendeude, porque hoy se amortizan todavía "los créditos que se concedieron en los años del boom".

En un desayuno informativo en Madrid, el presidente del grupo ha destacado que el banco nacionalizado ha culminado ya el proceso de cierre de oficinas. Bankia ha pasado de gestionar las cerca de 3.100 sucursales que tenían abiertas las siete cajas que le dieron origen a unas 2.000. El plan de reestructuración aprobado por la Comisión Europea —que dio el visto bueno al rescate— le daba de plazo hasta 2015, por lo que la entidad se ha adelantado dos años al plazo previsto.

La secesión de Cataluña sería "tremendamente mala"

Preguntado por las declaraciones del gobernador del Banco de España, Luis María Linde, quien dijo el lunes que la independencia de Cataluña podría hacer quebrar a sus bancos, Goirigolzarri ha dicho que "no contempla" ese entorno.

Preguntado por las declaraciones del gobernador del Banco de España, Luis María Linde, quien dijo el lunes que la independencia de Cataluña podría hacer quebrar a sus bancos, Goirigolzarri ha dicho que "no contempla" ese entorno.

El presidente de Bankia no ha apreciado disminuciones o alteraciones del negocio de la entidad en Cataluña por las tensiones territoriales, pero cree que desde un punto de vista económico la secesión sería "muy mala para Cataluña y el resto de España".

El banquero vasco ha dicho que espera que se encuentre lugar para el consenso y se "solucione la situación" a través del diálogo. "Cualquier otra cosa sería tremendamente mala", ha concluido.

El proceso de cierres, así como el de despidos, ha sido según Goirigolzarri "penoso", pero también "rápido y exitoso", "sin parangón" en el sistema financiero europeo. El hecho de que se haya acometido con tanta celeridad —el presidente ha agradecido la "responsabilidad" de los sindicatos— es para el banquero un "hito" en los planes del grupo que les permitirá conseguir el objetivo marcado para 2015, que es obtener una rentabilidad del 10% sobre fondos propios.

Este año, Bankia declaró unos beneficios de 648 millones de euros en los tres primeros trimestres por lo que su presidente no cree que haya problemas en cumplir el objetivo anual, fijado en unas ganancias de 800 millones. El destino final de esos beneficios es, según Goirigolzarri, devolver las ayudas recibidas "que han contribuido" a la recuperación de Bankia y otras entidades, y al saneamiento del sector financiero.

Pero además de reembolsar la inyección de dinero público, ha asegurado que pretenden obviamente generar valor para sus accionistas y "seguridad para sus clientes". A estos últimos Goirigolzarri les ha agradecido su "fidelidad", y ha anunciado que están diseñando un catálogo de productos en el que primarán "la sencillez y la transparencia" en los contratos. El banco ha detectado sin embargo que esa lealtad de los clientes a la hora de depositar sus ahorros no se extiende a productos más sofisticados como fondos de inversión o de pensiones. Bankia busca cambiar esta tendencia, un punto "muy relevante" de su estratega para conseguir esa rentabilidad del 10%.

Preguntado precisamente por los planes de Economía para rebajar un 30% las comisiones de las gestoras de planes de pensiones, Goirigolzarri, ha contestado con humor. "Me tiene que parecer mal. Cualquier restricción a nuestros ingresos me parece mal", ha dicho el ejecutivo sobre la idea que el departamento de Luis de Guindos pretende aprobar próximamente.

El ex consejero delegado de BBVA ha evitado valorar la actuación de sus antecesores en el cargo, y se ha limitado a recrodar que cuando se hizo cargo de la entidad decidió cambiar a los miembros del consejo porque no les veía capaces de afrontar la reestructuración "con garantías de éxito". Sobre el llamado caso Bankia, en el que están imputados entre otros, el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ha asegurado que se limitan a una "colaboración total" y un "respeto absoluto" ante la acción judicial y que, "si pudiera pedir algo" sería celeridad en el proceso. El miércoles, el juez Fernando Andreu solicitó a Bankia información sobre las retribuciones de sus directivos durante la presidencia de Rodrigo Rato.

Al presentar a Goirigolzarri, el ministro Guindos se ha referido precisamente al polémico pasado reciente y ha dicho que "por desgracia" los banqueros olvidaron en ocasiones principios como "la profesionalidad, la transparencia o la austeridad". En un guiño al presidente de Bankia, a quien animó personalmente a aceptar el puesto, el titular de Economía ha dicho que Goirigolzarri "es la vuelta a esos principios".

Bruselas y las preferentes

José Ignacio Goirigolzarri también ha abordado uno de los temás más polémicos de la historia reciente de la entidad que preside: las participaciones preferentes. De hecho, un par de decenas afectados se han manifestado frente al Hotel Ritz donde se celebraba el desayuno organizado por Nueva Economía Forum y han increpado a varios banqueros y políticos.

El presidente del grupo BFA-Bankia ha defendido la transparencia en el proceso de arbitraje y ha señalado que publican mensualmente en la web los resultados de ese procedimiento. "Más transparencia es imposible", ha dicho.

"¿Por qué solo ha habido ruido con las preferentes de las nacionalizadas?" se ha preguntado Goirigolzarri, para responderse: "Porque en otras ha habido soluciones privadas y razonables". El problema, según él, radica en las exigencias de la Comisión Europea. Bruselas, ha asegurado, les "impuso" un descuento en las preferentes para inyectar capital en Bankia.

"Nosotros luchamos por reducir ese descuento, pero la Comisión tomó la decisión". La alternativa, según Goirigolzarri, era que no se diera capital a Bankia lo que "habría sido mucho peor". 

Por eso, el presidente de la entidad entiende que la solución del arbitraje "está sacando a la inmensa mayoría de los clientes del problema al que llevó la decisión de la Comisión Europea".