Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Eulen acusa sus cinco hijos ‘díscolos’ de vaciar Vega Sicilia

Los cinco ‘rebeldes’ venden sus acciones a la sociedad familiar El Enebro, participada por ellos y sus otros dos hermanos, por 80 millones de euros

El presidente de Eulen, David Álvarez.
El presidente de Eulen, David Álvarez.

La batalla familiar por el control del imperio Eulen se recrudece. Los cinco hijos de David Álvarez, presidente del grupo de prestación de servicios, enfrentados con su padre desde 2009, informaron ayer de que han vendido la mayoría de sus acciones por 80 millones de euros. Los títulos no han ido a parar a manos extrañas. La compradora es El Enebro, sociedad patrimonial de la familia que está participada por estos cinco hermanos rebeldes y otros dos que están del lado del patriarca en la pugna. El control de El Enebro está en discusión, pendiente de la decisión del Tribunal Supremo. Tras conocerse la operación, el fundador de Eulen acusó a sus vástagos “díscolos” de “haber vaciado” El Enebro, propietaria de las bodegas Vega Sicilia.

Lo que para los cinco hijos rebeldes es una “reordenación empresarial”, para David Álvarez no es más que un “subterfugio” y “una maniobra clandestinamente urdida”, según indicó el fundador del grupo de prestación de servicios en un comunicado. Sus descendientes afirman que todo se ha hecho con transparencia e informando al resto de accionistas: en abril, ofrecieron en primer lugar a su padre y sus otros dos hermanos comprar estas acciones. Pero al final no salió la operación. El precio de la oferta (530 euros por título) lo fijó Deloitte, que realizó una valoración independiente a petición de Eulen.

Los cinco hermanos decidieron vender al ver la imposibilidad de controlar algún día Eulen después de que su padre blindara el núcleo duro con la constitución de la sociedad Daval, que agrupa una participación del 60%, propiedad suya y de su hija María José, que se perfila como futura presidenta. Así que decidieron vender las acciones para “salir de Eulen” y centrarse en El Enebro.

La pugna por la propiedad de El Enebro, pendiente del Tribunal Supremo

El Enebro es una sociedad propietaria a partes iguales de los siete hijos de Álvarez. Entre sus activos está Vega Sicilia y Valles del Esla (producción de carne selecta). El control de El Enebro es motivo de litigio entre los cinco hermanos rebeldes y su padre y sus otros dos hermanos. David Álvarez repartió el capital entre sus hijos a cambio de mantener los derechos políticos del 51% del capital. En 2010 los siete hijos, con mayoría en el consejo, le quitaron la presidencia. La disputa por el control acabó en los tribunales. En junio, la Audiencia de Madrid, le dio la razón a David Álvarez, pero la sentencia está pendiente de un recurso en el Supremo.

"Los cinco hijos díscolos (...), ante su más que probable derrota en el procedimiento judicial que mantienen sobre los derechos políticos y económicos de su padre en la sociedad patrimonial El Enebro, (...) han vaciado la referida sociedad que controlan llevándose, en total, más de 80 millones", según el comunicado enviado desde Eulen. "De forma que cuando se produzca el triunfo de su padre éste encuentre la caja vacía y, además, una pesada deuda de la sociedad El Enebro con ellos", remata.

Fuentes cercanas a los cinco hijos que han vendido sus acciones aseguran que El Enebro "no se endeuda para acometer la compra" y explican que se irá pagando de forma progresiva durante ocho años y que se lleva a cabo a través de cinco compraventas independientes, pero vinculadas.

Tras esta operación, los cinco hermanos Álvarez abandonan Eulen, donde poseían un total del 27% del capital, aunque se quedan con una pequeña parte que les autoriza a participar en los consejos del grupo de prestación de servicios. A su vez, El Enebro, que ya poseía un 9,3% del capital social de Eulen, al margen de las participaciones individuales de los cinco hermanos, se convierte así en el segundo accionista del grupo de servicios, con un 36,3% de las acciones, por detrás de Daval.

Más información