Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos directivos declaran que Pescanova usaba las facturas falsas para financiarse

La auditora BDO advierte al juez Ruz de que la empresa ha "alterado" actas de reuniones

Sede principal de Pescanova en Chapela, en la ría de Vigo.
Sede principal de Pescanova en Chapela, en la ría de Vigo. EFE

La Audiencia Nacional sigue tratando de aclarar qué prácticas contables usaba Pescanova y cómo fue posible que su deuda real fuera 2.000 millones de euros superior a la declarada oficialmente. Este lunes han declarado ante el juez Pablo Ruz el exdirector financiero de Pescanova, Antonio Taboas, y el responsable de administración de la pesquera, Alfredo López Uro. Sus explicaciones han seguido la estela de las que ya diera el expresidente, Manuel Fernández de Sousa, al asegurar que la banca y el auditor conocían cómo se gestionaba de verdad la contabilidad de la firma. En cuanto al uso de facturas falsas, sin embargo, han sido más claros que Sousa: han asegurado que eran una forma de financiación de la firma. Y mientras ellos vuelven a señalar a BDO, BDO a su vez responde: ha dirigido hoy un escrito al juez Ruz donde advierte de que Pescanova ha alterado las actas de reuniones antiguas antes de enviarlas a la Audiencia Nacional.

Taboas y López Uroz han indicado en sede judicial que las prácticas irregulares en las cuentas de la pesquera que desveló el examen a fondo de KPMG eran una forma de financiación de la pesquera, consentida tanto por la auditora como por los bancos, según han informado a Europa Press fuentes de la acusación. Aquella investigación de KPMG, realizada tras solicitar la empresa el concurso de acreedores, desveló que la empresa estaba en quiebra técnica, con un agujero de 927 millones y una deuda de 3.281 millones y concluía que la dirección maquinó el engaño. En el informe se ponía de manifiesto que la compañía inflaba los precios de venta de sus productos a otras empresas del grupo y emitían facturas que indicaban precios para los filetes de merluza a 42,34 euros que a empresas externas se las facturaban a 3,10 euros.

En concreto, López Uroz ha asegurado que en Pescanova todo estaba contabilizado, que no hubo nada que se dejara de contabilizar, y ha señalado que BDO, que está imputada en este caso, tenía acceso a los números y a la contabilidad de la pesquera, ya que todo estaba contabilizado, pero que "jamás" dijo nada sobre los resultados de la multinacional pesquera.

A preguntas de la fiscalía, López ha asegurado en sede judicial que en Pescanova no había ni contabilidad B ni una contabilidad paralela. Respecto a la deuda financiera, el directivo ha explicado que esta figuraba en los registros contables, mientras que sobre la actuación de BDO ha señalado que la auditora tenía técnicas para conocer la situación, pero que "nunca" hizo ninguna observación, según informaron fuentes de la defensa. En cuanto a los bancos, el director de administración ha insistido (como ya declaró el expresidente Manuel Fernández de Sousa), que los créditos bancarios eran aprobados tras reclamarles información muy reducida.

Antonio Taboas, por su parte, ha señalado que estuvo en la entidad pesquera hasta abril de 2012 y que dejó su puesto antes de lo previsto por enfermedad, por lo que "no" estuvo presente ni la ampliación de capital, ni en la negociación de la venta de activos productores de salmón.

Actas "alteradas" según BDO

Mientras los ejecutivos insisten en que la auditora, BDO, estaba al corriente de todo lo que pasaba en el seno de Pescanova, la firma, imputada, insiste en defender su inocencia. Además, ayer presentó también un escrito al juez Ruz en el que le advierte de que el acta de la reunión del Comité de Auditoría de 28 de febrero, remitida a esta instancia el pasado 5 de noviembre por Pescanova, está "notoriamente alterada", con respecto a la que la empresa presentó a otro juzgado en abril.

En concreto, según BDO, el mismo documento fue usado por la empresa cuando el expresidente Manuel Fernández de Sousa trató de revocar al auditor. Le enviaron el acta de esa misma junta al Juzgado de lo Mercantil número 2 de Pontevedra. Y según BDO, ambas actas difieren. En concreto, en el documento más actual hay un apartado llamado "otros aspectos del informe del auditor" en el que se incluyen otros subapartados relativos a deudas comerciales, existencias, deuda financiera, situación fiscal y otros activos y pasivos contingentes, que en el antiguo no estaban. 

Por el contrario, la firma asegura que otros elementos han sido suprimidos en el acta: el documento más antiguo tiene la firma del que era el presidente del comité de auditoría en febrero, mientras que el aportado en noviembre no la tiene; y el antiguo incluye referencias de varias líneas a Acuinova Portugal y a NovaNam, que tampoco aparecen ahora.