Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

YPF quiere un acuerdo con Repsol sobre la expropiación antes de que acabe el año

El presidente de la argentina, Miguel Galuccio, admite que no hay negociaciones abiertas en este momento

El presidente de YPF, Miguel Galuccio, en una imagen de archivo.
El presidente de YPF, Miguel Galuccio, en una imagen de archivo. REUTERS

El presidente de YPF, Miguel Galuccio, quiere arrancar 2014 centrado en el negocio de la producción de petróleo y dejar atrás el conflicto abierto por la nacionalización de la petrolera argentina a Repsol hace ahora 18 meses. “Cualquiera de los dos caminos, ya sea una solución negociada o el proceso legal está por acabar antes de final de año”, sostiene Galuccio en referencia a que, a partir de ese momento, no ve margen para un acuerdo fuera de los tribunales sobre el pago de la expropiación. No obstante, no parece probable un acuerdo a corto plazo y sin él, el proceso legal puede demorarse varios años.

El propio Galuccio reconoce, además, que las negociaciones son cosa del Ejecutivo de Cristina Fernández y la petrolera española. Según insistió ante un grupo de periodistas españoles invitados a Argentina por YPF, “es un conflicto entre Repsol y el Estado”, a la sazón primer accionista de la petrolera, que tal y como ha reconocido su presidente podría aportar algunos activos del yacimiento de Vaca Muerta en pago por la expropiación.

De momento, parece más que difícil llegar a un punto de consenso en apenas dos meses. Así, ambas partes reconocen que no ha habido contactos en las últimas semanas. Pese a la inexistencia de negociaciones, insistió en la posibilidad de acuerdo y aseguró que los accionistas de Repsol, entre ellos La Caixa y Pemex, que también tiene un 9,4% de la argentina, están por la labor de cerrar el conflicto por la vía amistosa. No obstante, todos ellos rechazaron de forma unánime la única propuesta que se presentó al consejo.

Galuccio también aseguró que hay interés de los Gobiernos de ambos países por llegar a un acuerdo, conclusión a la que llegó tras entrevistarse con el ministro de Industria, José Manuel Soria, a principios de octubre en Madrid.

La otra opción que contempla YPF para que estabilizar la situación de la petrolera es el proceso legal en el país, con el traspaso definitivo de las acciones que estaban en poder de Repsol al Estado. Según defiende YPF, en breve se conocerán las conclusiones del Tribunal de Tasación sobre el justiprecio del 51% de la petrolera argentina que fue expropiado a la española, que por otra parte mantiene un 12% de YPF.

“No es mi papel decir un precio justo, pero se va a encontrar una solución”, dijo Galuccio. Desde la empresa que preside Antonio Brufau, sin embargo, no tienen puestas grandes esperanzas en la decisión de esta institución. Según recuerdan, depende del Ministerio de Planificación e Inversión Pública, al frente del cual está Julio De Vido, el interventor que firmó la orden de nacionalización de YPF. En caso de que Repsol rechace el precio del Tribunal (que en realidad es un órgano administrativo), podrá recurrir a la justicia. La empresa española ya tiene abiertos varios frentes para reclamar una indemnización al Estado Argentino, incluida la demanda ante el CIADI, el tribunal de arbitraje de conflictos sobre inversiones del Banco Mundial.

Galuccio acusó a Brufau de “falta de lealtad” como segundo accionista de YPF al amenazar con denunciar a terceras empresas que lleguen a acuerdos con la argentina.

Desde YPF, además, siguen aireando la idea de acudir a los tribunales para denunciar a la antigua cúpula de YPF y al consejo de YPF por supuestos sobresueldos.