Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda sacará a subasta hasta 300 licencias para abrir nuevos estancos

Será la primera convocatoria para la asignación de expendedurías desde 2003

Las concesiones serán por 25 años y se concederán al precio más alto

Interior de un estanco en Madrid
Interior de un estanco en Madrid

Hacienda ultima los detalles del concurso público por el que se asignarán nuevas licencias para estancos. En total saldrán a subasta entre 200 y 300 nuevas expendedurías de tabaco y timbre, según fuentes del sector. Será la primera vez desde 2003 que los ciudadanos puedan optar a una subasta de este tipo de licencias. El criterio de asignación, una vez cumplidos los requisitos básicos (ubicación, distancia hasta otro estanco, superficie mínima del local y distancia mínima con los centros docentes), será puramente económico: se asignará la licencia a las mayores ofertas económicas, que deberán partir partiendo "de un precio mínimo establecido" para cada zona.

Se establecerá un precio mínimo de partida para cada zona a partir del cual se podrá pujar

La nueva asignación de estancos es la primera que se hace desde 2003. Es un procedimiento poco habitual. Entre 2002 y 2003 se realizó una batería de concursos por la cual se acabaron asignando un total de 750 licencias, entre permisos de estanco y complementarios, es decir, que permiten combinar la venta de tabaco y otros productos, una categoría destinada sobre todo a zonas rurales. Antes de ese concurso público, hay que remontarse a 1986 para encontrar otra oferta pública de licencias, que como ocurrirá ahora, salió publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Los tiempos en los que a los estancos solo se podía acceder por herencia terminaron en 2006, cuando se reformó la normativa para permitir el traspaso a terceros. Eso no cambiará en el nuevo decreto que se prepara: la concesión permitirá mantener la licencia durante 25 años y durante ese periodo el estanco podrá venderse, pero además quien lo haga no podrá participar en otra subasta en tres años y no cinco años, como ocurría anteriormente. Además, entre las condiciones básicas, se exigirá un mínimo de ocho horas de apertura al día, excepto sábados tarde y festivos, y será el estanquero el que fije el horario.

Para optar a la licencia en una zona concreta es necesario contar con un local alejado de los centros docentes 

 El texto del decreto que ultima Hacienda y que regulará el concurso de licencias de estancos señala que "la convocatoria de subastas, ubicación de las plazas a cubrir y constatación de las condiciones de los peticionarios, precisarán informe del Comité Consultivo del Comisionado". El año pasado ya se adelantaron algunos cambios en la normativa de los estancos, que ahora empiezan a concretarse.El concurso público ofrecerá las licencias en zonas concretas. Para establecer esas zonas, el Estado "tendrá en cuenta criterios comerciales, de rentabilidad, de servicio público, de distancias entre expendedurías y de población", explica el borrador del texto normativo.

Los concursos públicos de 2002 y 2003, cuando había previstas 1.000 asignaciones pero finalmente solo se ofrecieron 750 en toda España, se dirigían sobre todo a aperturas "en la periferia de las grandes ciudades así como en importantes núcleos turísticos y otras zonas desabastecidas", según reza la nota de prensa que publicó ese año el Ministerio de Hacienda. Entre los criterios de adjudicación, se valoraron el interés comercial, la superficie, el escaparate y los almacenes del local propuesto, así como la mayor distancia posible a centros docentes, un criterio que se utilizó en esos concursos por primera vez, y que ahora también será un requisito.