impuestos

El FMI pide “contribuir” en el debate de la reforma fiscal que prepara España

El organismo quiere que el Gobierno recaude más por IVA y por los impuestos indirectos

La directora del FMI, Christine Lagarde
La directora del FMI, Christine LagardeSHAWN THEW / EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) quiere que el Gobierno español recaude más por IVA y, general, por los impuestos indirectos. Es un mensaje que el organismo lleva repitiendo desde hace meses y que ayer resaltó para además ofrecer a colaborar en la reforma tributaria que prepara España para 2014. “Sí vemos margen de maniobra, la dependencia del IVA es relativamente baja”, señaló Michael Keen, subdirector del departamento de asuntos fiscales, en la presentación del informe de vigilancia fiscal, y añadió que “hay una comisión en marcha sobre el marco tributario español y es en ese diálogo en el que esperamos poder contribuir de alguna manera”.

La reforma fiscal pasará por aumentar los ingresos por el impuesto que grava el consumo, según coinciden la mayor parte de analistas, pero los técnicos del FMI recalcan que el IVA debería aumentar su recaudación mediante el traspaso de productos de los tipos reducidos a los más altos, en lugar de subir las tasas, como se hizo en 2012. España figura en la parte baja de la recaudación por IVA (un 6,5% con relación al PIB con los datos de 2006), por debajo de Francia (7,3%) o Portugal (8,7%) y en línea con Alemania (6,4%).

Más información

El Fondo pone en tela de juicio las medidas tributarias en la mayor parte de países y lamenta que “las opciones utilizadas con mayor frecuencia se han guiado por criterios de conveniencia más que por el deseo de establecer sistemas tributarios más sólidos y equitativos”. Además, el FMI apunta que hay margen para subir los impuestos a los contribuyentes de mayor nivel y hay “fuertes argumentos para elevar considerablemente los impuestos a la propiedad”.

El estudio destaca el potencial recaudatorio de los impuestos que gravan la riqueza y se une a la carrera de la OCDE por lograr un marco global que combata la evasión fiscal de las grandes compañías trasnacionales mediante maniobras legales.

Keen, que presentó el informe en sustitución de Carlo Cottarelli, director del departamento que acaba de ser fichado por el Gobierno italiano, señaló que “los impuestos son menos progresivos” que antes. El estudio, que lleva por título Tiempos de impuestos, defiende que hay muchos países, como EE UU y Japón, donde se puede aumentar la presión fiscal.

Pese a los recortes de gasto que también se han llevado a cabo para cuadrar las cuentas públicas, el mundo va a necesitar también mejorar sus ingresos para poder hacer frente al pago de sus deudas. Estas alcanzarán un máximo histórico del 110% del PIB en el conjunto de las economías avanzadas, lo que supone un salto de 35 puntos desde 2007. España queda solo un poco por debajo de este récord, con una deuda que rozará el 100% el año que viene y escalará hasta el 105% en 2017, un nivel que se mantendrá en 2018, último año en el que el Fondo hace previsiones.

El déficit público, según el Fondo, se situará en el 6,7% en 2013 y en el 5,8% en 2014, lo que significaría cumplir con el ritmo de ajuste exigido por Bruselas. Para el Fondo, los últimos ajustes en marcha reducir un 0,75% el déficit cíclicamente ajustado (es decir, excluyendo el efecto de las ayudas a la banca), y otro tanto el año que viene. Pero en 2016, cuando teóricamente el desfase presupuestario debería haber quedado en el 2,8%, el Fondo lo ve en el 4%. No obstante, el informe advierte de que las medidas del Ejecutivo para lograrlo debían especificarse en los Presupuestos de 2014.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50