Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 48 años por fraude para el expresidente de Damm y 14 para su hijo

Anticorrupción acusa al expresidente y al actual responsable de la cervera de eludir 72 millones

Demetrio Carceller Coll junto a su abogado en una imagen de 2010
Demetrio Carceller Coll junto a su abogado en una imagen de 2010

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado a la Audiencia Nacional la apertura de juicio oral contra el que fuera presidente de Damm, Demetrio Carceller Coll, y contra su hijo y actual presidente de la cervecera, Demetrio Carceller Arce, por supuesto fraude fiscal al simular vivir fuera de España para no pagar impuestos y un delito de blanqueo de capitales. En su escrito de calificación, publicado este jueves, el ministerio público pide 48 años y 6 meses de prisión para el antiguo responsable de la cervecera y 14 para Demetrio Arce.

Junto a la pena de cárcel, Anticorrupción reclama una responsabilidad civil de más de 72 millones de euros. A esta fianza fiscal deberán responder solidariamente tanto los Carceller como los otros dos acusados: José Luis Serrano Flórez, hombre de confianza del expresidente de Damm, y el asesor y abogado Gabriel Ignacio Petrus Labayen, a los que acusa de cooperación necesaria.

El caso contra Carceller Coll ya había pasado por los tribunales, aunque la Audiencia Nacional decidió sobreseer aquella causa en 2011 al no encontrar indicios de evasión. Sin embargo, dos años después, el juez Pablo Ruz sí ve motivos para juzgarles y cifra la cantidad del fraude: 72,04 millones. Según un auto dictado el pasado 11 de septiembre, el magistrado argumenta su decisión en los informes elaborados por la Agencia Tributaria. En ellos, los técnicos de Hacienda indican que Carceller Coll podría haber defraudado entre los años 2001 y 2009 un total de 42,34 millones por el IRPF y 29,69 millones más por el impuesto de patrimonio.

A este respecto, el escrito de Anticorrupción publicado este jueves, de 42 páginas, detalla la forma en que Carceller Coll se ha dedicado a ocultar sus rentas y patrimonio, “cuando menos desde 1990”, a través de un complejo entramado empresarial. Con este fin, simulaba residir en Portugal y Reino Unido. Para no despertar sospechas, el fiscal también relata que el empresario y su mujer, Carmen Arce, tomaban numerosas medidas de precaución “tales como evitar frecuentar restaurantes o sitios de ocio, realizar sus pagos en efectivo o delegar en su hijo”, Carceller Arce, la firma de cualquier negocio u operación económica.

Dentro de esta estrategia, Carceller Coll, siempre según el escrito de calificación, utilizó “un entramado societario de estructuras fiduciarias tipo trust radicadas en paraísos fiscales como Panamá, Luxemburgo, Antillas Neerlandesas y Madeira”. Gracias a esta red, para cuya creación necesitó la colaboración del despacho de Petrus, llegó a ocultar sus participaciones en múltiples empresas, incluso en la propia Damm, que tenían su residencia y actividad en España.

Anticorrupción acusa a Carceller Coll de 13 delitos de fraude y uno de blanqueo de capitales. Además, le acusa de ocultar inversiones inmobiliarias en centros comerciales de Estados Unidos y de no declarar todos los bienes heredados tras el fallecimiento de su hermana. En total, el ministerio público afirma que la cuota defraudada por IRPF entre 2001 a 2009, del impuesto sobre el patrimonio de 2001 a 2007 y del impuesto de sucesiones de 2006 es de 73,2 millones, cantidad que con los intereses de demora asciende a 102,8 millones.

Al actual presidente de Damm, Demetrio Carceller Arce, el fiscal le atribuye cuatro delitos contra la Hacienda pública, además de un delito de blanqueo. Anticorrupción pide para José Luis Serrano Flórez 19 años de cárcel y para el asesor Ignacio Gabriel Petrus, 41 años.

Más información