Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina prorroga tres meses el blanqueo de capitales no declarados

Desde el inicio de esta regularización, el pasado 1 de julio, se han efectuado operaciones por unos 300 millones de dólares

El Gobierno argentino prorrogó tres meses la posibilidad de blanquear ahorros no declarados en divisas extranjeras, que concluyó este lunes con un registro de operaciones muy inferior a lo esperado, informaron este martes fuentes gubernamentales.

Desde el inicio de esta regularización, el pasado 1 de julio, se efectuaron operaciones por unos 300 millones de dólares (221,6 millones de euros), frente a la meta por 4.000 millones que se había planteado el Ejecutivo de Cristina Fernández.

El pasado domingo el titular del Fisco argentino, Ricardo Echegaray, admitió que el blanqueo "fue una medida que no dio el resultado" que se esperaba.

La última iniciativa similar para incentivar el afloramiento de ahorros no declarados en 2009 permitió blanquear unos 4.000 millones de dólares, frente a los 260 millones que han ingresado a las arcas del Estado argentino desde julio pasado.

Al anunciar la nueva regularización, el Gobierno se había planteado alcanzar un volumen de operaciones similar al de 2009.

Echegaray, quien precisó que unas 1.800 personas físicas o jurídicas se acogieron a este nuevo blanqueo, consideró que solo ingresaron en al plan de regularización "aquellos que estaban muy al límite de ser detectados por el Fisco".

El blanqueo se instrumentó a través de la suscripción del denominado Certificado de depósito de inversión (Cedin), que es canjeable por dólares en efectivo en el banco para efectuar inversiones inmobiliarias, siempre y cuando el propietario del certificado presente toda la documentación pertinente a la compra que desea realizar.

Los dólares invertidos en certificados quedan como reservas del Banco Central hasta que sean canjeados de nuevo en divisas estadounidenses.

El país suramericano tiene muy limitado su acceso a créditos internacionales desde el cese de pagos de 2001, lo que le obliga a recurrir a otros medios de financiación.

Más información