Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Multa a cuatro fabricantes de ascensores por “denigrar” a sus competidores

Competencia impone sanciones por 4,8 millones por tratar de apartar a las demás compañías del mercado del mantenimiento

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha impuesto multas por valor de más de 4,8 millones de euros a cuatro fabricantes de ascensores —Zardoya Otis, Schindler, Imem y Eninter— por "descalificar y denigrar" a sus competidores en el mercado del mantenimiento de ascensores.

Las empresas mandaban comunicaciones a sus clientes alertando de la supuesta "falta de medios, de formación adecuada y de medidas de seguridad" de sus competidores, según la nota publicada este lunes por la CNC.

Los fabricantes e instaladoras de ascensores son operadores verticalmente integrados y, por ello, parten con una ventaja competitiva en el mercado conexo de mantenimiento y reparación. Esto dificulta la entrada en el mercado de empresas que solo se dedican al mantenimiento. Competencia considera que esas barreras "se han visto reforzadas por las conductas sancionadas".

El Consejo de la CNC ha impuesto multas de 2,84 millones de euros a Zardoya Otis; de 1,89 millones a Schindler; de 103.533 euros a Eninter; y de 25.732 euros a Imem.