Los inversores internacionales equiparan la deuda de Italia con la de España

La prima de riesgo italiana se queda a menos de tres puntos de la española, que esta en 254 La rentabilidad de los bonos a 10 años se iguala en torno al 4,5% en el mercado secundario El interés exigido a España cotiza por encima del de Italia desde marzo de 2012

Los intereses exigidos a la deuda española se han situado a la par que los italianos este viernes, lo que denota que ambos países provocan el mismo grado de confianza entre los inversores tras 18 meses en los que España ha ido por detrás del país transalpino. Según datos del mercado a media sesión, la rentabilidad a la que se movían los bonos italianos a 10 años se ha situado en el 4,52%, prácticamente igual que el 4,55% que marcaban los del Tesoro. El recorte de la distancia entre ambos países se explica por el aumento de las tensiones políticas en Italia, lo que ha llevado a algunos grandes fondos a replantear su inversión en los periféricos. También, por el regreso de los inversores extranjeros a la deuda española, ya que el papel del Estado en manos foráneas ha vuelto a superar los 250.000 millones en julio, su mejor dato desde enero de 2012.

Al nivel al que se mueven las rentabilidades de la deuda, la prima de riesgo de Italia, que es el sobreprecio exigido a sus títulos a 10 años frente a los alemanes, de referencia por su estabilidad, ha subido a 252 puntos básicos. Por su parte, la española ha bajado con respecto a la víspera hasta los 255. Estos indicadores no habían estado nunca tan cerca desde que se produjo el sorpasso entre ambos en marzo de 2012, según datos de Bloomberg a cierre del mercado en todo este periodo.

Entonces, el temor a un eventual rescate de España espantó a los inversores de su deuda, lo que relegó al país por debajo de Italia desde el punto de vista de la prima de riesgo. Este dato está considerado como el mejor termómetro de la confianza en las finanzas de un país.

No obstante, este viernes, de momento, no ha llegado a producirse el cambio de posiciones. El detonante del incremento de las ventas de deuda italiana, un fenómeno que provoca un aumento de su interés para tratar de retener a los inversores y que se ha venido dando durante todo agosto, fue la amenaza de Silvio Berlusconi de retirar el apoyo de su partido (PDL) al Ejecutivo de Enrico Letta.

Pasando revista a la situación de ambos países, la economía italiana cayó un 0,2% en el segundo trimestre, una décima más que España; mientras en tasa interanual el balance es de una contracción del 2% frente a un 1,6%. La principal diferencia, sin embargo, se encuentra en la deuda, donde Italia es uno de los campeones europeos con un pasivo equivalente al 130% de su PIB. La de España, aunque ha subido con fuerza en el último año, se sitúa aún por debajo del 100%, con un 90% a cierre de julio, último dato publicado. Sin embargo, el Estado italiano se desenvuelve mejor es en el terreno del déficit, ya que cumple con los límites de Bruselas del 3%, lo que implica que tiene más margen para pagar a sus acreedores.

Sobre la firma

Álvaro Romero

Redactor del equipo de Redes Sociales y Desarrollo de Audiencias en EL PAÍS. Es licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción