La economía alemana se recupera en la antesala de la campaña electoral

El PIB alemán crece un 0,7% en el segundo trimestre después de hacerlo solo un 0,1%

Merkel (centro) en un acto de campaña este miércoles.
Merkel (centro) en un acto de campaña este miércoles.DANIEL ROLAND (AFP)

El Instituto Federal de Estadisticas alemán (Destatis) ha difundido un breve pero crucial comunicado. La nota le ha alegrado la vida, en primer lugar, a la canciller Angela Merkel y posiblemente también a sus colegas que gobiernan en los demás países de la Unión Europea. Después de padecer un invierno demasiado largo y riguroso, la economía alemana registró en el segundo trimestre un crecimiento de 0,7 %. La cifra es muy superior a la registrado en el primer trimestre del año, que fue de solo un 0,1%.

El vigoroso repunte del PIB en Alemania, se debe, según Destatis, al aumento del consumo interno privado y público —entre otros factores—, una dinámica que puede tener una repercusión directa en los socios comerciales europeos de Alemania, que nunca se han cansado de pedir a la primera potencia económica de Europa que equilibre su balanza de pagos con un incremento de sus importaciones.

“En el segundo trimestre se registraron impulsos positivos sobre todo internos. Tanto el sector privado como en el publico hubo más consumo que en el trimestre anterior”, señala el comunicado de Destatis. “Además hubo un incremento de las inversiones, que habían disminuido a causa de los efectos del largo y riguroso invierno”.

El aumento más fuerte del PIB alemán desde hace un año, también fue posible gracias al repunte del comercio exterior provocado por el crecimiento de las exportaciones, que estuvo por encima del de las importaciones. Esta dinámica ya había sido registrada por el Bundesbank, el Gobierno federal y por el Instituto IFO, que detectó un fuerte aumento de la confianza empresarial alemana en julio.

“La economía alemana vuelve a estar arraigada en una base sólida”, ha admitido Alexander Schumann, jefe de economistas de la Cámara de Industria y Comercio. “Las cifras son extraordinariamente fuertes”, ha señalado, por su parte, Jörg Krämer, su homólogo en el Commerzbank.

La mayoría de los expertos consultados por la prensa germana en sus ediciones de Internet, también destacan que la recuperación económica en Alemania hará posible sacar a la euro zona de la recesión, una impresión que ya había sido adelantada por el Fondo Monetario Internacional en un informe sobre la primera potencia económica de Europa.

En el documento, publicado el 8 de agosto pasado, el FMI, un organismo poco amigo de aplaudir la gestión económica realizada por sus países miembros, felicitó a las autoridades germanas por su gestión económica “prudente” con fundamentos internos sólidos, balances saludables y solidez en el sistema bancario. “Estos acontecimientos positivos han proporcionado un apoyo importante a la estabilidad regional”, señalaba el informe que también destacaba que la fortaleza económica alemana era crucial para una recuperación duradera en la zona euro.

Esta reactivación ya era esperada por medios como el Instituto IFO der Múnich —que mide cada mes la confianza empresarial en el país— en su informe fechado a finales de julio. La encuesta señaló entonces que el índice de confianza había registrado un repunte hasta los 106, 2 puntos, trás la subida de junio que marcó 105,9 puntos.

“En el cielo de la coyuntura hay muy pocas nubes” ha ilustrado Kai Carsteensen, economista jefe del IFO, al referirse al panorama positivo que ofrece la economía germana. “Alemania nuevamente se encuentre en la ruta del crecimiento”.

“La recuperación económica continúa. Hay muchas razones para que la gente en Alemania mire al futuro con optimismo”, ha declarado Philipp Rössler, ministro de Economía, al comentar el informe preliminar dado a conocer por Destatis. “Hemos superado, de forma excelente, la fase de debilidad del invierno 2012-2013”.

Tdoas estas nuevas estadísticas sobre el buen estado de salud de la economía germana, dadas a conocer cinco semanas antes de las elecciones federales, serán sin duda una buena y agradable noticia para la canciller Angela Merkel, que busca un tercer mandato en los comicios del próximo 22 de septiembre. Uno de los aspectos más importantes en su campaña será la situación económica del país y también las consecuencias que esta puede tener para la eurozona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS