Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia inspecciona las gasolineras por sospechas de que pactan los precios

El supervisor mantiene una investigación sobre el sector por prácticas anticompetitivas

El precio medio del litro de gasolina prolonga su escalada y sube a 1,472 euros el litro

Un conductor reposta en una gasolinera de Madrid.
Un conductor reposta en una gasolinera de Madrid. EFE

Los inspectores de la Comisión Nacional de Competencia (CNC) han realizado este lunes y martes, 22 y 23 de julio, nuevas inspecciones en las instalaciones de empresas de productos petrolíferos. Las actuaciones se inscriben dentro de la investigación de Competencia acerca de posibles prácticas anticompetitivas en el mercado de distribución de combustible de automoción.

En concreto, se estudia el comportamiento de las empresas relacionado con la posible coordinación de conductas entre operadores en materia de precios y condiciones comerciales.  A este respecto, el regulador tiene al sector bajo investigación por sospechas de que bajan los precios el lunes coincidiendo con el día en el que trasladan los datos a Bruselas. Una promoción de Repsol, sin embargo, estaría cambiando esta tendencia y dejando el viernes como el mejor día para llenar el depósito.

El pasado lunes, los precios de la gasolina y del gasóleo han registrado subidas del 1,5% y del 0,5%, respectivamente, con datos del pasado lunes, según el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE). Tras este incremento, el precio de la gasolina, que ha aumentado a 1,472 euros, está cada vez más cerca de sus máximos históricos.

Con ello, el litro de gasolina sin plomo acumula un encarecimiento del 2,1% desde comienzos de julio, cuando se inició la temporada estival. Su precio es ahora un 9% superior al de la misma semana del año pasado. Con ello, el nivel actual de precios es solo 4,6 céntimos inferior al máximo histórico para este combustible, de 1,518 euros el litro, alcanzado a finales de agosto del año pasado.

Por su parte, el litro de gasóleo cuesta 1,372 euros, un 2,4% más que a comienzos de mes y un 6,7% más que en la misma semana de 2012, cuando los carburantes iniciaban la escalada de precios que los condujo a máximos históricos en agosto. Su precio está aún 15 céntimos por debajo del récord de 1,522 euros.

Julio ya fue en 2011 y en 2012 un mes de subidas, especialmente en el último ejercicio, cuando la gasolina inició una progresión que se prolongó durante dos semanas y que concluyó con los récord históricos de finales de agosto.

Este año, junio se ha caracterizado por una bajada de precios, salvo en la última semana, y julio parece seguir la tendencia de los dos años anteriores, pero de forma más contenida. 

Como parte de la actual campaña estival, la Dirección General de Tráfico (DGT) espera más de 80 millones de desplazamientos por carretera, dos millones más que en el verano pasado, al tiempo que las previsiones de llegada de turistas extranjeros han mejorado en las últimas semanas.

La subida de precios, correspondiente a datos recabados el lunes, se comunica en un momento en el que los precios internacionales del petróleo tienden a converger en los 107 dólares el barril.

Los carburantes siguen costando en España menos que en la media de la UE, donde el litro de gasolina asciende a 1,604 euros, y a 1,642 euros en el caso de la zona euro. Por su parte, el precio del litro de gasóleo asciende a 1,455 euros de media de la UE de los 27, y a 1,440 euros en la zona euro.

El menor nivel de precios finales en España con respecto a los países del entorno se debe a que el país, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos autonómicos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal.