Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España es el tercer país europeo en que más crece la deuda pública

Eurostat confirma que el endeudamiento español ya supera a la media de Europa

España ha dejado de ser uno de los países menos endeudados de Europa. Tras el crecimiento frenético de la deuda pública de los últimos años, que batió todos los récords en 2012, el endeudamiento del Estado español en relación con su producto interior bruto (PIB) ya supera a la media de los países de la Unión Europea, tal y como adelantó EL PAÍS y ha confirmado hoy la oficina estadística europea, Eurostat. España es el tercer país en que más crece la deuda pública tanto en el último trimestre como en el último año, según esas cifras.

La crisis económica y el desplome de los ingresos asociados a la burbuja inmobiliaria más el dinero inyectado a los bancos han llevado a España de ser uno de los países con las cuentas públicas más saneadas de Europa a ser uno de los más endeudados. El aumento de la deuda pública se ha acelerado en el primer año y medio de Gobierno de Mariano Rajoy, en que la deuda ha crecido el equivalente a 20 puntos de producto interior bruto (PIB). Eso es tanto como en los cerca de ocho años de mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, que alternaron una época de bonanza con otra de crisis.

Fuente: Eurostat.
Fuente: Eurostat.

La deuda pública española se situó en el 88,2% de su PIB en el primer trimestre de este año, con lo que supera el 85,9% de media europea y se acerca cada vez más a la media de la zona euro (92,2%), según los datos de Eurostat. Pero, además, ha pasado a ser el octavo Estado más endeudado de la UE y se acerca cada vez más a la media de la eurozona. Con todo, España está aún lejos del 160,5% de deuda de Grecia, del 130,2% de Italia, del 127,2% de Portugal o del 125,1% de Irlanda. Pero los altos niveles de deuda de esos países no solo no resultan un consuelo para España, sino que suponen una amenaza porque las dudas sobre la sostenibilidad de la deuda de algunos de esos países pueden contagiar a España.

Lo preocupante en el caso español no es solo el nivel alcanzado, sino la velocidad a la que aumenta. En los últimos 12 meses, el endeudamiento se incrementó en 15,2 puntos, a un ritmo solo superado por Grecia (24,1 puntos) e Irlanda (18,3 puntos), dos países rescatados. En el primer trimestre de este año, España es también el tercer país que más escala: la deuda pública sube 4 puntos, solo por detrás de los 7,7 de Irlanda y los 4,7 de Bélgica. En el arranque de año, la deuda española crece más que la griega (3,7 puntos).

En los meses de abril y mayo, no recogidos por Eurostat, la deuda pública ha seguido creciendo con fuerza y se sitúa ya en el 89,6% del PIB. Por primera vez, la deuda pública española supera los 20.000 euros por habitante.