Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Fondo propone condiciones para que los activos fiscales cuenten como capital

El organismo cifra en 51.000 millones la cantidad en juego

Pide que se reconozcan a cambio de más crédito o de otras medidas

Los activos fiscales diferidos (DTA, por sus siglas en inglés) son la bala en la recámara de la banca española para mejorar su solvencia. En la actualidad esos impuestos a ahorrarse en el futuro no se consideran capital de primera calidad, a diferencia de otros créditos fiscales, pero Economía y el Banco de España estudian una norma para que puedan usarse, un peso que ya ha dado Italia para reforzar la solvencia de su banca. El Fondo Monetario Internacional (FMI), que cifra los DTA de la banca española en unos 51.000 millones, propone que puedan usarse solo bajo determinadas condiciones.

"Para disipar la incertidumbre sobre el grado en que los bancos españoles podrán hacer uso de sus activos fiscales diferidos y mejorar la calidad de su capital, se podría crear un mecanismo para permitir a los bancos para convertir DTA en créditos fiscales transferibles", señala el FMI en su informe sobre el sistema financiero español. "La cantidad de este tipo de conversiones a que un banco tiene derecho a debe estar condicionada a la medida en que los bancos toman acciones que tienen externalidades positivas en el entorno actual", añade.

El banco pone ejemplos de qué tipo de acciones está hablando: la renuncia a dividendos en efectivo por un período de algunos años, la emisión de más capital, la intensificación de las provisiones, la limpieza de los activos tóxicos, el cumplimiento de los planes de reestructuración o aliviar el ritmo de contracción del crédito.

Bankia y Sabadell son, según el Fondo, las entidades que se podrían ver más favorecidas, seguidas por Santander y La Caixa. Los activos fiscales diferidos surgen, por ejemplo, con ls provisiones genéricas que cubren pérdidas que no se han producido aún. Por ello, solo cuando la pérdida aflore, se podrá deducir y recuperar ese activo en forma de menor pago de impuestos. Un cambio legal permitiría que se pudiesen computar ya.

Más información