Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solo Baleares logra reducir el número de parados respecto al verano pasado

El desempleo cae un 8,47% en la comunidad mediterránea en comparación con junio de 2012

El País Vasco, donde más aumenta el paro en tasa interanual (10%)

Una playa de Palma de Mallorca, repleta de gente, en una imagen de archivo.
Una playa de Palma de Mallorca, repleta de gente, en una imagen de archivo.

Los datos del paro del mes de junio en España suelen tener algo de espejismo: la campaña de verano anima el mercado laboral, así que el paro cae respecto a mayo, pero al comparar el número de desempleados con el mismo mes del año anterior salta la evidencia: este verano hay más parados que el año pasado. Solo las cotizadas Islas Baleares contradicen esta tendencia: la comunidad mediterránea registró el mayor descenso de desempleados registrados entre mayo y junio, de un 7%, hasta los 70.734, sino que además lo redujo un 8,47% respecto a junio de 2012.

Ninguna otra comunidad lo logró. Todas redujeron las listas del Inem respecto a mayo, pero también todas ellas, salvo la balear, las han visto aumentar en los últimos 12 meses. En cifras absolutas, el paro bajó principalmente en Cataluña (24.878 personas), Andalucía (16.442) y Madrid (14.716), según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, lo que no es extraño dado el mayor volumen de población de estas regiones. Sin embargo, en términos relativos el mejor registro se dio, tras Baleares, en Castilla y León (4,17%) y Aragón (4,13%).

Por otra parte, en la comparación interanual, el desempleo aumentó más en el País Vasco (10%), Cantabria (9%) y Asturias (8,3%).

Por provincias, el desempleo registrado desciende en casi todas con Barcelona (-15.869) a la cabeza, seguida de Madrid (-14.716) y Málaga (-6.781). Por el contrario, sube en Huelva (1.413) y Melilla (208).

Pese a la mejora en las oficinas del Inem en junio, las afiliaciones a la Seguridad Social registraron un aumento muy leve. La discrepancia entre un dato y otro se debe sobre todo al desánimo y a la marcha de profesionales al extranjero para encontrar un trabajo. Es una circunstancia que se percibe en el comportamiento del mercado laboral incluso en las comunidades más dinámicas: en Baleares el número de contratos formalizados bajó un 18% respecto a mayo y un 5% respecto al año pasado.

Más información