Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez del ‘caso Blesa’: “Ha habido presiones y hay injerencias de todo tipo”

Elpidio José Silva Pacheco: “No me he apartado ni un milímetro de la legalidad”

Defiende que no debe ser apartado del caso del expresidente de Caja Madrid

"La independencia, en este caso, está fallando de manera destacable", ha criticado

ATLAS

No es habitual que los jueces ofrezcan ruedas de prensa y acepten preguntas de los periodistas sobre un caso que están instruyendo. Y menos que lo haga un día antes de que la fiscalía decida si se querella contra ese juez; la Audiencia está a punto de resolver si saca de la prisión al primer banquero español que está entre rejas y también puede declarar nula la pieza principal del caso Blesa, la imputación por la concesión de un crédito de 26,6 millones al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán.

Pero así es Elpidio José Silva Pacheco, el juez que ordenó la prisión incondicional del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. Este jueves participó como ponente en una jornada sobre el blanqueo de capitales y sus repercusiones legales. Al final, ese acto, organizado por la publicación jurídica Iuris & Lex, de El Economista.es, sirvió para denunciar la más que irregular situación que dice estar viviendo el juez. Aseguró que trabaja “con muchas presiones” e “injerencias de todo tipo; algunas no se pueden ni contar. Esto nunca debía haber sucedido”. Silva cree que no se está respetando de ninguna manera su independencia. “La independencia, que yo mantengo, existe a pesar de las injerencias de todo tipo, como es público y notorio”, advirtió. “La independencia, en este caso, está fallando de manera destacable”, apuntó.

El señor Blesa de la Parra es inocente todavía”, apuntó. “Lo será hasta que no haya condena firme

Preguntado por quién ejercía esas presiones, el juez se limitó a decir que todos aquellos que han aparecido en los medios de comunicación constantemente, una acusación generalizada que puede implicar desde al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, hasta al fiscal general del Estado.

El juez no ocultó críticas sobre las presiones que sufre. “Todos sabemos que conviene que se le deje tranquilo al comandante del vuelo o a un cirujano cuando está en plena operación a corazón abierto. Un juzgado tiene que trabajar con la premisa de autonomía, máxime en un delito de blanqueo, y eso aquí ha fallado estrepitosamente. Ha habido muchas presiones”.

El juez ha señalado que no tiene conocimiento de que el ministerio fiscal estudie demandarle, y ha asegurado que se enteró por la prensa de esta posibilidad. Sobre su posible recusación, dijo: “Yo creo que no debo ser apartado del caso. No lo entendería porque no me he apartado ni un milímetro de la legalidad. Esa iniciativa está destinada, seguro o casi seguro, a estrellarse”, aseguró. Respecto a la actitud de la fiscalía, que no ha realizado ninguna acusación contra Blesa, Silva apuntó que si esta actitud no se basa “en un criterio sólido, tendrá resonancia en la sociedad, porque esta es una sociedad abierta”.

Una estrella mediática

Ante la pregunta de si consideraría un fracaso que excarcelen a Blesa, el juez Silva aseguró que no, porque en el ámbito jurídico las decisiones se basan en las interpretaciones “y pueden existir criterios distintos. No se trata de un fracaso. Eso sería llevarlo al terreno emocional y esto no está en esos territorios”, valoró. Cuestionado por si creía que los temas de los que se acusa a Blesa eran menores, es decir, que solo podrían ser castigados con multas o prisión menor, respondió: “Estamos hablando de cuestiones que pueden conllevar más de cuatro años de prisión, palmariamente, hablamos de temas de prisión”.

Tras dicta dos veces el ingreso en prisión de Blesa, este juez se ha convertido en una estrella mediática. Dos decenas de fotógrafos y cámaras le esperaron a las puertas de un hotel de Madrid a su llegada. Empezó con reticencias para responder asuntos sobre Blesa, pero después se animó y aclaró: “Las personas son inocentes hasta que no son condenadas por una sentencia firme. El señor Blesa de la Parra es inocente todavía”, apuntó. “Lo será hasta que no haya condena firme”.

Negó que sienta animadversión por Blesa, como asegura la defensa del banquero. Para demostrarlo, recordó que él abrió el caso y lo archivó. Después lo reabrió y lo mandó a la Audiencia, pero se lo devolvió de nuevo. “Quien piense que aquí hay de caso de enemistad es que tiene un error cognitivo”, zanjó. ¿Por qué reabrió el caso? Desde 2008 hasta aquí han sucedido muchas cosas. Ha cambiado el escenario”, dijo enigmáticamente.

Antes de las preguntas ofreció una conferencia sobre el blanqueo de capitales. Subrayó la importancia de perseguir este tipo de acciones. “La cifra global de blanqueo de capitales sumada probablemente supera el tercer o cuarto PIB del mundo”, señaló.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información