Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Báñez dice a Linde que lo más importante para el empleo ahora es que haya crédito

La ministra y los líderes sindicales reprochan al gobernador su propuesta de quitar el SMI

La ministra Báñez coloca a Toxo y Méndez para posar ante los medios gráficos, tras el desayuno informativo organizado por el Fórum Europa.
La ministra Báñez coloca a Toxo y Méndez para posar ante los medios gráficos, tras el desayuno informativo organizado por el Fórum Europa. EFE

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha respondido este lunes a la propuesta que lanzó la semana pasada el Banco de España de suprimir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a algunos trabajadores haciendo suyo aquello de que la mejor defensa es un buen ataque. "El Banco de España también tiene una función de compromiso con la sociedad en estos momentos, porque lo más importante para el empleo es que llegue el crédito a las empresa y a los autónomos, que son las que crean empleo", ha dicho la ministra antes de añadir: "Le pido que ayude".

Las palabras de Linde tampoco han gustado a los sindicatos. El secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, ha reprochado que la propuesta de Linde es una receta sin visos de legalidad que debería empezar por aplicársela a sí mismo, mientras que para su homólogo de UGT, Cándido Méndez, este planteamiento es una muestra de la "incompetencia" del supervisor.

Toxo ha dicho que podría ser "un globo sonda de alguien que utiliza al gobernador del Banco de España para iniciar un debate sobre la posible eliminación del SMI". "El lobby que propugna el contrato único y una rebaja sin suelo de los costes laborales es potente y está trabajándose a personas muy influyentes", ha llegado a decir Toxo, argumentando que "curiosamente siempre que alguien propone un contrato asociado a un salario de 400 o 500 euros están detrás salarios que superan con mucho la media". "Tal vez podrían empezar por ellos mismos", ha rematado.

Méndez ha lamentado que el actual gobernador haya caído en el "Síndrome Fernández Ordóñez o Síndrome de la Incompetencia", al defender una moderación salarial en la que habitualmente insistía su antecesor, y ha asegurado que en la institución "sobra ideología y falta competencia". Tanto Báñez como Toxo y el propio Méndez, que hablaba como protagonista de la jornada, han hecho estas declaraciones durante el encuentro informativo Fórum Europa y al que ha asistido también el presidente de la CEOE, Juan Rosell.

Linde aludió en su discurso para presentar la memoria anual del supervisor a la gravedad de la situación para "explorar la posibilidad de establecer nuevas fórmulas que permitieran, en casos especiales, la desviación temporal respecto a las condiciones establecidas en la negociación colectiva, o mecanismos excepcionales para evitar que el salario mínimo actúe como una restricción para grupos específicos de trabajadores con mayores dificultades para su empleabilidad".

Más información