Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Campofrío tendrá al gigante chino Shuanghui como accionista de referencia

La firma de EE UU afirma que no se espera el cierre de plantas ni alteraciones en la gestión

La operación obliga a la compañía asiática a lanzar una opa o vender parte de la española

El mundo corporativo chino sigue ampliando su presencia en EE UU, y de forma indirecta también en España. Lo hace, además, a través del sensible negocio de la alimentación. La cárnica Shuanghui International Holdings ha anunciado este miércoles la adquisición de la estadounidense Smithfield Foods, el mayor productor de cerdo del mundo y mayor accionista de Campofrío, suspendida en Bolsa hasta nuevo aviso por la CNMV. La operación, que obligará a Shuanghui a lanzar una opa sobre la española o reducir su participación en la española, está valorada en 7.100 millones de dólares (5.504 millones de euros), incluyendo deuda, lo que la convierte en la mayor compra protagonizada por una empresa china en EE UU hasta la fecha.

Larry Pope, presidente ejecutivo de Smithfield, no anticipa cambios en la manera que hace negocio en EE UU ni en el resto del mundo. “Será business as usual”, ha señalado en nota de prensa. En el documento, el directivo habla de “acelerar la expansión global” baja el paraguas de Shuanghui. También quiso dejar claro que no afectará a sus estándares de calidad y de seguridad alimentaria.

La CNMV suspende la cotización de Campofrío en Bolsa

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha decidido suspender esta tarde la cotización de las acciones de Campofrío tras publicarse la compra de su principal accionista, Smithfield, por parte de la china Shuanghui.

La acción estaba subiendo un 11,8% en el momento de la suspensión, con lo que sus títulos se intercambiaban en 5,40 euros.

En la conferencia con analistas posterior para presentar los detalles de la venta, el máximo ejecutivo de Smithfields ha añadido que la compañía será "una filial independiente" de Shuanghui, aunque sus acciones dejarán de cotizar. Pope seguirá conservando el cargo de presidente ejecutivo y no se espera el cierre de plantas de producción ni otros cambios en la gestión del grupo ni en el producto, ha asegurado.

Con vistas al futuro, Smithfield insiste en que no va a necesitar importar productos chinos al mercado estadounidense. "Es justo al contrario: se trata de exportar América", remachó Pope, quien explicó que la combinación empezó a forjarse hace cuatro años. Por tanto, ya estaban en negociaciones cuando Smithfield y el segundo accionista y presidente de la productora cárnica española, Pedro Ballvé, lanzaron la opa para intentar sacar la empresa de Bolsa. Aquella operación tuvo lugar tras la fusión entre la antigua Campofrío y Smithfield que en 2008 dio lugar al actual Campofrio Food Group. Su plan, sin embargo, no prosperó.

Desde Campofrío, un portavoz de la multinacional española ha avanzado que no emitirán ningún comentario hasta que no hayan analizado la operación al detalle. A este respecto, el cambio de titularidad en el 37% del capital de Campofrío que hasta ahora estaba en manos de Smithfield obligará a lanzar una opa sobre la totalidad de la española, según estipula la norma española. Esto es lo que se conoce como una opa sobrevenida. El plazo máximo para formularla es de tres meses y la ley obliga a fijar un "precio equitativo" por los títulos en manos del resto de accionistas. La otra opción que le queda al gigante chino es situar su participación en Campofrío por debajo del umbral del 30% que obliga a promover la oferta pública de compra.

En Estados Unidos, Shuanghui ha anunciado que pagará 34 dólares en efectivo por cada una de las acciones de Smithfield, lo que equivale a 4.720 millones de dólares (unos 3.600 millones de euros). Ese precio supone una prima del 31% para los propietarios de la sociedad, que el martes cotizaba a 26 dólares. Además, la china se hace cargo de la deuda de la estadounidense. La multinacional de Virginia es la propietaria de marcas tan populares en EE UU como Armour y Farmland.

La operación fue aprobada de forma unánime por los dos consejos de administración. Ahora debe contar con el refrendo de los accionistas. La intención es tenerla cerrada para la segunda mitad de este año, según detallan en el comunicado. Smithfield cuenta en la actualidad con 46.000 empleados. Shuanghui es el mayor productor de carne procesada en China.

Los ejecutivos no esperan problemas para el aprobado de la operación por parte de los reguladores en EE UU y China. Tras la combinación de ambas, Shuanghuai será el claro líder mundial en el negocio de la proteína animal. Para Smithfield, según Pope, la operación "asegura la estabilidad y la continuidad de sus operaciones".

Más información