Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CANJE DE PREFERENTES

Bankia frena la caída al 5% en el primer día de las acciones de las preferentes

La acción llega a bajar a 0,475 euros y marca un nuevo mínimo, aunque cierra en 0,57 euros

Los ahorradores con preferentes pierden un 73,6% sobre su inversión inicial

ATLAS

Los titulares de las participaciones preferentes llevaban 18 meses atrapados en esos productos. Exactamente desde noviembre de 2011, cuando la CNMV prohibió realizar compraventas de preferentes a precios irreales y se inició uno de los mayores dramas de esta crisis, que afecta a 400.000 clientes. En el caso de Bankia, la liberalización de las preferentes, al convertirlas en acciones de la entidad, hacía presuponer fuertes descensos de la cotización de estos títulos. Sin embargo, la depreciación que arrastran estas acciones (un 75% desde el 20 de mayo) frenó el pánico vendedor, y el título acabó errando en rojo, pero con un derrumbe comedido.

Las primeras caídas, a las nueve de la mañana, rozaron el 20%, aunque al final de la sesión cerraron con un descenso del 5%. Fuentes del mercado comentaron que Bankia no intervino en el parqué para frenar la caída de los títulos. Solo hizo una operación, al cierre del mercado, que fue la compra de 30 millones de acciones que tenían las filiales del grupo y que adquirió la matriz.

Fuente: FROB, Bloomberg y elaboración propia. ampliar foto
Fuente: FROB, Bloomberg y elaboración propia.

Los títulos de Bankia valían el lunes 0,60 euros y este martes cerraron a 0,57 euros. Esto supone que los titulares de preferentes han perdido el 73% de lo que invirtieron. Primero sufrieron la quita del 38% que les aplicó Bruselas y después una segunda porque recibieron acciones a 1,35 euros y ya valen mucho menos.

Es decir, si colocaron 1.000 euros, ahora tienen 270. Es una situación dramática, pero aun es peor la de los que compraron acciones de Bankia, en julio de 2011, a 3,75 euros, porque han perdido el 99,84%. No hay que olvidar que las acciones actuales agrupan a 100 de las anteriores.

Además de la escasa caída en el valor, tampoco el volumen de títulos fue muy llamativo con relación al volumen colocado. Se movieron 297 millones de acciones, aunque fue el segundo valor más negociado después del Santander. Este martes se entregaron 3.647 millones de títulos a los preferentistas (y los que acudieron a la última ampliación de capital) por lo que en el mercado se negoció el 8,15% del total. Además, el FROB tiene otros 7.870 millones de acciones, pero se supone que no van a vender.

La Bolsa tuvo este martes una jornada optimista precisamente por los bancos. El Ibex 35 subió un 1,77% y el índice de las entidades financieras un 2,6%, lo que quizá amortiguó el golpe de Bankia.

Los analistas consideran que con tantos descensos anteriores, “el precio de Bankia empieza a estar en niveles atractivos. Se está situando cerca del Banco Popular y del Sabadell, en referencia a su valor en libros, que es donde debe estar Bankia”, apuntó Daniel Manzano, socio de Analistas Financieros Internacionales.

Juan Pablo López, analista del Banco Espirito Santo, considera que lo mejor debería ser “esperar, siempre que sea posible. El valor parece tranquilizarse y lo normal es que recoja el efecto de noticias positivas los próximos meses si el equipo gestor de Bankia cumple sus previsiones”. López apuesta por que Bankia alcance los 0,70 euros a lo largo de este año.

Mientras se esperan buenas noticias, los preferentistas solo ven motivos para la desesperación. Por eso acudieron este martes docenas de ellos a las puertas del Congreso de los Diputados con silbatos para protestar por lo que consideran un fraude. “Somos todos viejos y nos han robado miserablemente”, comentó uno de ellos. Incluso uno de los presentes confesó ser analfabeto y reclamó su dinero. Los clientes de preferentes pueden acudir al arbitraje que ofrece Bankia, incluso si venden sus títulos en Bolsa.

Mientras, en el Congreso, el PP en solitario rechazó la propuesta del BNG para garantizar la devolución íntegra de la inversión en preferentes. El PSOE apoyó al BNG: “Ha sido un robo, un atraco a mano armada, dando trato diferente de los minoristas frente a los institucionales”, aseguró el portavoz socialista Antonio Hurtado, que pidió un acuerdo unánime igual que en el Parlamento gallego.

La queja llega porque los inversores institucionales vendieron desde el jueves pasado y hundieron el valor, algo que no pudieron hacer los pequeños. Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV, organismo que ha abierto una investigación sobre los movimientos extraños que sufrió el valor, cuando negoció el doble de títulos de los que en aquel momento estaban en circulación, no ha querido aclarar si fue por prácticas no permitidas por la ley. "Es una investigación complicada y para ello hemos pedido a Iberclear —la sociedad que gestiona la Bolsa— que nos facilite toda la información acerca de quiénes han movido las acciones durante estas sesiones", ha afirmado durante el I Foro Anual del Consejero, organizado por EL PAÍS, KPMG y el IESE, informa David Fernández.

"Si se descubre que fueron ventas en corto al descubierto este tipo de operativa está prohibida en España, pero han podido pasar varias cosas", ha explicado Rodriguez. Según ha añadido, si los inversores institucionales han aprovechado el periodo de tres días que hay entre que se realiza una operación y se liquida formalmente para vender acciones que aún no tenían físicamente, esta es una estrategia que entraría dentro de lo que permite la normativa sobre las ventas en corto en España. "Tenemos que desmenuzar la operativa. Ver quién vendió y por qué y, con esos datos, determinar si tenemos alguna laguna en la legislación actual", ha declarado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información