Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gamesa quiere despedir a 394 empleados de tres plantas de equipamiento eólico

La propuesta afecta a un 6% de la plantilla y supone el cierre de dos fábricas

Palas en la planta de As Somozas (A Coruña), una de las afectadas por los despidos.
Palas en la planta de As Somozas (A Coruña), una de las afectadas por los despidos.

El frenazo en el sector eólico, al calor del descenso de la demanda, el parón en la inversión y las últimas reformas del Gobierno ― que están en el Tribunal Supremo ― siguen llevándose empleos por delante. Gamesa ha anunciado un expediente de despido para 394 empleados de su división de producción de palas para aerogeneradores. Estos despidos, que representan un 6% de la plantilla de la compañía, implicaría el cierre de dos fábricas ― en Albacete y Tudela (Navarra) ― y la reducción de capacidad de otra, la de As Somozas, en A Coruña.

Este expediente se produce después de un plan de reestructuración corporativa que ha supuesto en los últimos años 2.300 despidos, 324 de ellos en España.  El plan de negocio establecido para el periodo 2013-2015, aprobado el pasado mes de octubre, preveía el cierre de capacidad productiva en el caso de que la demanda continuase contrayéndose. Gamesa ha indicado que en los últimos años ha invertido 12,5 millones de euros en las plantas destinadas al cierre para ajustarse a la contracción de la demanda y en los cambios en el mercado.

En As Somozas, donde se prevén 80 despidos, la empresa está invirtiendo nueve millones de euros para construir una nueva línea de producción “para la demanda esperada”

Pero las medidas se han mostrado "insuficientes" para solventar un problema "estructural del sector". Gamesa ha prometido "medidas sociales de acompañamiento" durante la negociación de los despidos. No es la única empresa del sector que está recortando producción. En febrero, Alstom anunció el cierre de dos de sus plantas en España y el despido de 373 personas.