Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia bloquea las importaciones de carnes, pescados y lácteos

Considera que las empresas españolas no cumplen las exigencias sanitarias

Desde el 18 de abril, Rusia prácticamente ha bloqueado la entrada en el país de carnes, pescados y quesos españoles por considerar que las empresas españolas no cumplen las exigencias sanitarias. La medida también afecta a las exportaciones a Rusia procedentes de Canadá, Estados Unidos, México, Brasil o Alemania.

En el caso de España, la iniciativa rusa se puso en marcha el pasado marzo, cuando las autoridades rusas comunicaron que solamente podían exportar un total de 24 empresas que los técnicos de ese país habían analizado. Ninguna de ellas es del sector cárnico. Los técnicos de Moscú no les dieron luz verde.

Una delegación de Agricultura ha viajado a Rusia para intentar resolver la situación. Según lo negociado, el ministerio que dirige Miguel Arias Cañete ha puesto en marcha un plan de control en el sector de los mataderos y de las industrias de la carne. El objetivo es elaborar otra lista de empresas en función de las exigencias rusas que serán las autorizadas para realizar las exportaciones desde el 12 de mayo.

Según los datos manejados por la patronal del sector, Confecarne, Rusia es el primer país comprador de España fuera de la UE. En total, a este país se dirige el 8% en volumen de todo lo que se vende en el exterior y el 6,7% si se mide en valor. En 2012, las ventas de carnes y productos elaborados ascendieron a 137.000 toneladas de las que 64.000 correspondieron al porcino. El valor de todas las ventas supone 280 millones de euros.