Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pescanova admite “tensión de tesorería” pero niega que haya amarrado la flota

La empresa no demandará al auditor y solo trabaja en su revocación

Un barco amarrado en Vigo, cerca de una nave de Pescanova
Un barco amarrado en Vigo, cerca de una nave de Pescanova

Algunas filiales de Pescanova comienzan a notar “tensiones de tesorería”, según reconoció este jueves la empresa. Sin embargo, niega que la actividad se haya detenido. Según adelantó la edición del jueves del Faro de Vigo, citando fuentes conocedoras de la situación en la compañía, las dificultades financieras han provocado que la flota de la compañía en Argentina esté empezando a amarrar. “Más que por falta de combustible es falta de capacidad de pago para comprar”, señalaron al periódico vigués, y aseguraron que hasta tres buques con el sistema de posicionamiento satélite activado permanecían amarrados en distintos puntos de la costa argentina. Varios medios argentinos se hicieron eco de la noticia y la compañía reconoció que la situación de la firma, que ultima la documentación para presentar el concurso de acreedores, no es fácil. Sin embargo, negaron que los barcos de su filial Argenova haya parado la actividad.

Según fuentes de la empresa, de los 19 barcos que tienen, uno está siendo reparado, seis funcionan con normalidad y 13 buques tangoneros están parados, “pero es una parada biológica, porque la temporada del langostino es de mayo a octubre”, aseguraron. Fuentes financieras ya adelantaron la semana pasada que la débil tesorería de la empresa, sin el oxígeno de los bancos, haría complicado mantener toda la actividad a partir del próximo lunes. Según fuentes cercanas a la compañía, los mayores problemas podrían llegar por el pago de los piensos necesarios para alimentar los peces de sus criaderos.

Pescanova sigue preparando la documentación que debe enviar como tarde el lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que le ha exigido aclarar su deuda y su doble contabilidad. La compañía trabaja también en la revocación de su auditora, la firma BDO, que revisó sus cuentas durante 11 años y a la que acusa de no haber hecho bien su labor. Sin embargo, pese a que fuentes de la empresa aseguraron la semana pasada que estaba preparando una demanda contra BDO, señalan ahora que el despacho con el que trabajan, CMS Albiñana y Suárez de Lezo, no demandará a la firma, sino que está centrada en la revocación, que deberá ser autorizada por un juez, según dijo la propia empresa.

En paralelo, Joaquín Yvancos, exabogado de José María Ruiz Mateos, ha presentado una querella criminal en la Audiencia Nacional contra pescanova. Explicó que actúa en representación de accionistas minoritarios, que en la querella solicitan penas de hasta seis años de prisión para el consejo de administración de la gallega por presuntos delitos societarios, entre ellos falseamiento de sus cuentas anuales y administración fraudulenta o desleal.