_
_
_
_

Las dificultades económicas en EE UU reducen las remesas a México

Muchas familias mexicanas dependen del dinero enviado por sus parientes emigrados

Mari Luz Peinado
Desde 2007, las remesas han descendido.
Desde 2007, las remesas han descendido.EFE

Si la economía de Estados Unidos no va bien, sus vecinos del sur lo notan. Y mucho. Las remesas de los mexicanos emigrados han ido reduciéndose en los últimos años y han caído casi un 14% desde 2007, según los datos del Banco de México. La cifra se situó en 22.445 millones de dólares en 2012 frente a los 26.059 millones que se recibieron en 2007, el año en el que se registró el monto más alto.

Estados Unidos es el principal país emisor de remesas del mundo y México el tercer mayor receptor, después de India y China. La relación entre el dinero que se produce en EE UU y viaja al sur es muy estrecha: muchas familias, especialmente en las zonas rurales, sobreviven gracias a los envíos que realizan los parientes que pasaron a trabajar ‘al otro lado’. Más del 10% de la población nacida en México reside en otros países, principalmente en Estados Unidos, donde se calcula que hay más de 10 millones de mexicanos. La cifra es más del doble si se tiene en cuenta a la población con ascendencia mexicana. 

La dependencia de algunas zonas del país de los envíos del exterior hace que en entidades como Michocán (centro del país), el Estado que más remesas recibe, supusieran casi el 10% del PIB, según datos del Anuario de Migración y Remesas para México de BBVA Bancomer. Pero las verdaderas consecuencias de esta reducción se encuentran, sobre todo, en las pequeñas localidades. En municipios como Charo, en Michoacán, las autoridades calculan que el 80% de las familias tiene un pariente emigrado a Estados Unidos y que el valor de las remesas es crucial para la economía de las familias. En este Estado, en lo que va de año se ha reducido la recepción de dinero un 9%, “una tendencia desfavorable que no se había tenido desde 2007”, explicó a la prensa hace unos días Luis Carlos Chávez Zavala, secretario del Migrante. Pero Michoacán no ha sido el Estado más afectado. En Estados como Chiapas y Veracruz, la caída en el último lustro ha sido de más del 30%.

“En general, la distribución de las remesas está estrechamente ligada a las regiones expulsoras de migrantes: Michoacán, Guanajuato, Jalisco, México, Puebla y Oaxaca son las principales entidades federativas receptoras de remesas. En estos seis estados se concentraba casi la mitad de las remesas que se recibieron en el país en 2011”, recoge el informe de BBVA Bancomer, que también indica que más de la mitad de los hogares receptores se encuentran en zonas rurales.

Un factor clave para explicar esta bajada constante de las remesas - los datos publicados por el Banco de México en los últimos siete meses siguen siendo decrecientes - es el freno de la inmigración hacia Estados Unidos. “El nivel de la tasa de emigración al tercer trimestre de 2012 es equiparable al reportado en el mismo trimestre de 2010 lo que muestra un freno en el descenso de las salidas de residentes en México hacía el extranjero”, apuntaba el Instituto de Estadística mexicano cuando se publicaron las cifras de migración del año pasado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Mari Luz Peinado
Redactora jefa de Estrategia Digital. Ha sido directora de Verne, por lo que recibió el Premio de Periodismo Digital José Manuel Porquet junto a Lucía González. Antes, fue redactora de El País en México y trabajó en Smoda, MSN y Soitu.es. Escribe el boletín semanal 'Correo sí deseado', que selecciona historias positivas y que aportan soluciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_