Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos creció un 2,2% en 2012

La Reserva Federal espera que el frenazo que sufrió la economía a final de año sea temporal

El índice bursátil S&P también toca máximos anteriores al estallido de la crisis financiera

El dato es viejo, pero sirvió para confirmar que la economía de EE UU se frenó de golpe en el cuarto trimestre. La última lectura del indicador de PIB da ahora un crecimiento del 0,4%, frente al 3,1% del trimestre precedente. El ritmo de expansión para el conjunto de 2012 queda en el 2,2%. Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, dijo hace una semana que el parón es temporal y anticipó un repunte gradual del crecimiento.

La segunda revisión mejora en tres décimas el dato publicado hace un mes por el Departamento de Comercio. En la primera lectura salió un negativo del 0,1%. El motivo del ajuste al alza es doble: un mejor comportamiento del previsto de las exportaciones y también de inversión empresarial. Aún así, es el ritmo más lento de crecimiento desde el primer trimestre de 2011.

En cifras, las empresas elevaron un 16,7% las inversiones en estructura, frente al 5,8% que se dijo hace un mes, y el beneficio mejoró un 3,3%. Por su parte, las exportaciones cayeron un 2,8% en lugar del 3,9% que se anticipó. El dato final del PIB habría sido mejor de no ser porque se revisó a la baja el consumo, que creció un 1,8%, tres décimas menos que la anterior lectura.

La Fed decidió en su última reunión mantener el ritmo de los estímulos para apoyar el crecimiento y la creación de empleo en un clima que sigue calificando de incierto. Eso significa que los tipos de interés quedarán en el 0% al menos un año más y que a corto plazo seguirá imprimiendo 85.000 millones de dólares al mes para poder comprar deuda pública e hipotecaria.

En sus previsiones, Bernanke anticipó la semana pasada que EE UU crecerá un 2,5% este año, tres décimas más que en 2012 y siete décimas más que en 2011. De ahí espera que suba al 3,15% en 2014 y al 3,3% en 2015. Pero esta progresión no permitirá que el paro baje del 7% hasta bien entrado 2014. Además, el objetivo del 6,5% de desempleo no se alcanzará hasta 2015.

El bloqueo de la negociación fiscal en el Congreso de EE UU y las nuevas turbulencias financieras en Europa pueden, sin embargo, trastocar los planes de la Fed. El dato de PIB del cuarto trimestre ya refleja el impacto del recorte del gasto en EE UU, con una caída del 14,8% en la inversión pública por el desplome del 22,1% en el apartado de defensa. En el tercero creció un 9,5%.

Pasadas dos horas de la publicación del dato de PIB, el índice S&P 500 ha logrado superar temporalmente el récord de los 1.565,15 puntos con los que cerró el 9 de octubre de 2007. Durante las últimas dos semanas lo rozó en siete ocasiones. Como sucedió a comienzos de mes con el Dow Jones, borra de esta manera todo lo perdido durante la Gran Recesión. El máximo en la jornada sigue en los 1.576,09 puntos, del 11 de octubre de 2007. El Nasdaq está en zona de máximos.

Wall Street, que cierra mañana por Viernes Santo, va a despedir así el mejor primer trimestre desde 1998. El Dow Jones, el índice de referencia del parqué neoyorquino, subió más de 11% entre enero y marzo. El S&P 500 lo hace con un repunte del 10%, que en el caso del Nasdaq queda en el 8%, en gran parte por el peso del desplome de Apple en estos tres meses. Este rendimiento del mercado de acciones se atribuye principalmente al impulso monetario de la Reserva Federal, que tiene los tipos al 0% desde final de 2008 y que está comprando deuda a un ritmo de 85.000 millones de dólares mensuales.