Buffett se lanza a la caza de otro gigante

El magnate dispone de más de 36.000 millones para nuevas compras

El inversor estadounidense Warren Buffett.
El inversor estadounidense Warren Buffett.NICHOLAS KAMM (AFP)

Warren Buffett lo dijo antes de comprar hace dos semanas la compañía alimentaria Heinz y lo mantiene: sigue con el dedo en el gatillo, listo para cazar otro elefante corporativo. Así que si alguien ve una oportunidad de inversión, que se lo diga, comenta. No le importa el tamaño, porque sigue teniendo la masa de efectivo suficiente para financiar la compra. Aunque al ver las cuentas, reconoce que 2012 podría haber sido un año mejor para su brazo inversor.

Buffett acaba de publicar su esperada carta anual a los inversores de Berkshire Hathaway, coincidiendo con la publicación de los resultados de cierre de ejercicio. El conglomerado ganó 8.890 millones de dólares (6.830 millones de euros), tras registrar ingresos de 162.460 millones de dólares (125.000 millones de euros). En sus manos cuenta con 46.990 millones de dólares (36.085 millones de euros) pasar usar. Pero si no encuentra otra oportunidad, la opción sería recurrir al reparto de dividendo, una idea que no le gusta porque resta valor.

El rendimiento fue subpar, inferior de lo esperado. En su caso eso se mide con la apreciación de las compañías que integran su cartera de inversión frente al S&P 500. Mientras el valor de Berkshire subió un 14,4% en 2012, el índice que integra las corporaciones más grandes de EE UU lo hizo un 16%. Ha pasado nueve veces desde que Buffett se puso al frente hace 48 años. El problema es que es la tercera en cuatro años.

El millonario destaca que los periódicos son una buena inversión

La acción de Berkshire está ahora en máximos, con Wall Street tocando el récord de final de 2007. Para el accionista, la apreciación en 2012 equivale a una ganancia de 18.500 millones de euros en el último año. “Desde que tomé el control en 1965, nunca imaginé que un año en el que hemos ganado tanto podría haber sido subpar”, dice. Y augura que aunque el valor intrínseco de Berkshire superará al del S&P, será por un pequeño margen.

Eso, en principio, le impidió en 2012 amasar más efectivo para saciar su sed de compras. La adquisición de Heinz, junto al fondo brasileño 3G Capital, no aparece en estos resultados. Se calcula le costará 13.000 millones, de una inversión total de 28.000 millones. A través de Berkshire, el oráculo de Omaha controla inversiones en unos 70 negocios made in USA, a través de Coca-Cola, American Express, Wells Fargo, Walmart, ConocoPhilips o IBM.

No es un secreto que Berkshire rinde más que el S&P cuando los mercados caen o están estancados que cuando suben. Por eso necesita salir de caza. En 2012 no realizó ninguna gran adquisición. “Perseguí un par de elefantes, pero acabé con las manos vacías”, lamenta. Uno de ellos fue el operador del New York Stock Exchange (NYSE), otro icono del capitalismo. Y criticó a los ejecutivos que se dedican a “llorar” por la incertidumbre.

El magnate estadounidense se ha fijado en el sector de la prensa y no descarta adquirir algunos periódicos. Asegura que en el último año y medio ha comprado 28 diarios por 264 millones de euros. Buffett augura un buen futuro a largo plazo a los periódicos que tengan una buena estrategia en Internet y suministren una buena información.

A sus 82 años, Buffett sigue en forma. Dice que las reglas de entonces valen ahora. Pero su futuro al frente de la compañía es siempre un tema recurrente para inversores y analistas. El pasado verano tuvo que ser tratado de un cáncer de próstata. Entonces dijo que no tenía intención de jubilarse. Sin embargo, también el año pasado ya reveló que tenía identificado al potencial sucesor, del que hasta la fecha no ha dado el nombre.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción