Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno quiere que los inversores en nuevas empresas paguen menos IRPF

El 'capital semilla' podrá deducirse hasta el 15% del dinero en la cuota estatal del impuesto

Se limitará la responsabilidad patrimonial de los emprendedores y autónomos

El Gobierno quiere que el autoempleo y el emprendimiento sean una de las bazas para reducir el paro en España. Sobre todo, por lo que a los jóvenes se refiere, donde la crisis ha dejado sin posibilidad de trabajar a uno de cada dos. Para ello, el Ejecutivo ha anunciado que dará el empujón definitivo a la ley de apoyo a los emprendedores, una de las tareas pendientes de este y el anterior Gobierno. Entre las principales novedades que ha avanzado esta mañana el presidente, Mariano Rajoy, sobre la iniciativa en el debate sobre el estado de la nación, habrá incentivos fiscales a los inversores que apuesten su dinero en nuevas empresas, el llamado capital semilla, se animará a los parados a ponerse a trabajar por cuenta propia y se limitará la responsabilidad patrimonial de los emprendedores en caso de que el proyecto fracase.

Según explica el Gobierno en una presentación colgada en la web de La Moncola tras la intervención de Rajoy, el inversor que participe temporalmente en empresas nuevas o de reciente creación aportando capital financiero o capital y conocimientos para el desarrollo de su actividad, lo que se conoce como business angel, tendrá un doble incentivo fiscal.

Por un lado, podrán beneficiarse de una deducción del 15% en la cuota estatal en el IRPF con ocasión de la inversión realizada al entrar en la sociedad, con un funcionamiento similar a la deducción en vivienda habitual. Por otra parte, al salir, también tendrán beneficios fiscales siempre y cuando reinviertan en otra nueva empresa. En este caso, las plusvalías obtenidas gozarán de una exención del 50%. La inversión deberá ser temporal, de manera que deban transmitirse las acciones entre el tercer y el noveno año de tenencia de la participación.

Junto a estas medidas fiscales, el Gobierno también aboga por agilizar la burocracia y el papeleo, para lo que utilizarán la reforma de la Administración Local. Así, se anuncia un nuevo portal público, Emprende en tres, donde los emprendedores podrán realizar los trámites municipales necesarios para poner en marcha su actividad económica.

Los incentivos fiscales y la flexibilización de las trabas administrativas eran las principales peticiones que hacían los expertos en la materia para animar la cultura del riesgo empresarial en España, que tiene una de las tasas más bajas de emprendimiento de entre los países desarrollados.

Otro de los puntos esperados de la iniciativa es el que hace referencia a la nueva responsabilidad patrimonial de los emprendedores y autónomos, que ahora pueden llegar a perde su casa si el negocio sale mal. En este apartado se creará la figura del emprendedor de responsabilidad limitada, lo que hará posible que no vean comprometidos determinados bienes como la vivienda o vehículos de uso familiar por impago de deudas.

Más información