Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda prepara otro plan de pago a proveedores

El nuevo programa de ayuda contará con un presupuesto de unos 2.500 millones

El Ejecutivo planea otra línea de crédito para que las comunidades autónomas puedan pagar las facturas pendientes y reducir la morosidad. El nuevo plan de pago a proveedores, que contará probablemente con unos 2.500 millones de euros, servirá para que estas Administraciones puedan liquidar algunas deudas que no se incluyeron en el anterior plan puesto en marcha por el Gobierno a principios del año pasado.

El Gobierno excluyó del primer plan de pago a proveedores algunos convenios de las Administraciones, las universidades y algunas facturas sanitarias, entre otros. A pesar de ello, las autonomías se acogieron al plan por 17.000 millones de euros. La nueva línea de crédito, que aún está en fase de estudio, estará dotada con unos 2.500 millones, según admiten en el Ministerio de Hacienda, que insisten en que ni la cifra ni el mecanismo están todavía cerrados.

En el departamento que dirige el ministro Cristóbal Montoro aclaran que la cuantía de la nueva línea de crédito dependerá de los mercados. El Gobierno está hablando con los bancos y con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para determinar las condiciones y las cuantías que están dispuestos a financiar.

La línea de crédito busca reducir la morosidad de las administraciones

El nuevo plan que prepara el Ministerio de Hacienda sirve también para dar respuesta a las reclamaciones de algunas comunidades que pedían una línea de crédito extraordinario para financiar los déficits de años anteriores. Desde 2010 el Gobierno solo permite a las comunidades endeudarse por el límite del déficit permitido. Pero en estos años casi todas las comunidades han rebasado ese límite.

El primer plan de proveedores sirvió para absorber parte de ese exceso, pero la mayoría de estas Administraciones arrastra la deuda con los proveedores año tras año. No obstante, desde Hacienda precisan que en estos casos lo que deben hacer las comunidades es avanzar en los planes de ajuste (reducir gasto o subir ingresos) para absorber el déficit de años anteriores y poder liquidar las deudas pendientes.

El ministro de Hacienda quiere reducir la morosidad de las autonomías. Para ello, ya ha anunciado que está dispuesto a retener fondos a las comunidades y los Ayuntamientos. “Ninguna Administración se podrá financiar a costa de no pagar a proveedores, ni siquiera temporalmente o para ganar un año”, señaló el ministro hace unas semanas.