Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno aprueba ayudas de hasta 2.000 euros para cambiar de furgoneta

El consejo de ministros aprueba el Plan PIMA para renovar el parque de los comerciales ligeros

La medida está dotada con 38 millones y estará vigente durante seis meses

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, tras el Consejo de Ministros. Ampliar foto
El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, tras el Consejo de Ministros. EFE

Los autónomos y las empresas recibirán ayudas de entre 1.000 y 2.000 euros para cambiar una furgoneta vieja por otra nueva, menos contaminante. La iniciativa, aprobada ayer por el Consejo de Ministros, tendrá un efecto sobre el PIB superior a los 140 millones de euros, según los cálculos del Ministerio de Medio Ambiente, y servirá para dar un impulso al debilitado mercado español del automóvil, cuyas ventas están bajo mínimos por la crisis.

El llamado Plan PIMA Aire, al que se podrá acoger un mercado potencial de 35.000 vehículos, nace con una dotación de 38 millones de euros y tiene como objetivo la renovación del parque de vehículos comerciales. En la actualidad, más del 70% de las furgonetas de reparto en España tienen una antigüedad superior a los siete años y son “uno de los principales responsables de la contaminación atmosférica de las ciudades”, según explicó Medio Ambiente en un comunicado. Así, se podrán achatarrar aquellos vehículos de hasta 3.500 kilos que tengan más de siete años y, por comprar uno nuevo, los propietarios recibirán entre 1.000 euros por furgoneta, en el caso de las menores de 2.500 kilos, y de 2.000 euros, para los de más de 2.500 kilos. Las ayudas tendrán una duración de seis meses o hasta que se agoten los fondos.

Con esta iniciativa, el Gobierno no solo pretende reducir las emisiones contaminantes en las ciudades, sino también crear más de 700 nuevos empleos y aumentar la recaudación fiscal (a través del IVA y del impuesto de matriculación, entre otros) en 50 millones, superior a la cantidad destinada al plan.

El sector aplaudió la medida. Tanto los fabricantes (Anfac), como los importadores (Aniacam), los concesionarios (Faconauto) y los vendedores (Ganvam) indicaron en un comunicado que el PIMA Aire impulsará la actividad económica y mejorará la calidad del aire.

Este plan de ayudas se une a otro, el PIVE 2, destinado a los propietarios de coches y que contempla ayudas de 2.000 euros por vehículo (3.000 para las familias numerosas).