Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lluvia de críticas a Rosell por atacar a los funcionarios y cuestionar el paro

El presidente de la patronal dice estar “encantado de abrir debates”

Los sindicatos tildan sus palabras de “deplorables” y “demagógicas”

Juan Rosell, presidente de la CEOE, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede de la patronal.
Juan Rosell, presidente de la CEOE, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede de la patronal.

A Juan Rosell le han debido pitar los oídos buena parte del día. Pocas veces unas declaraciones de un dirigente de la patronal han provocado un rechazo tan extendido como las suyas, en las que cuestionaba que España tenga casi seis millones de parados y en las que planteaba que a algunos funcionarios se les diese un subsidio para que se quedasen en casa y no gastasen en papel y teléfono. Sindicatos, partidos políticos y Gobiernos autónomos han salido en tromba este viernes contra sus palabras. Rosell, por su parte, se ha mostrado “encantado de abrir debates que la gente tiene miedo de poner encima de la mesa”, según ha dicho en declaraciones al programa Hoy por hoy, de la cadena SER.

Rosell ha aclarado que cuando planteó un subsidio para que los funcionarios se queden en casa y no estén “en la Administración, consumiendo papel, consumiendo teléfono y tratando de crear leyes” no se refería a todos los funcionarios. Pero sí a los “muchísimos” que, en su opinión, “no tienen trabajo”. Ha puesto como ejemplo “todos los que sus competencias han sido trasladadas a las Administraciones territoriales y lo mismo en las autonómicas, donde hay dos personas haciendo el trabajo que antes hacía una, o en los entes locales”. Junto a eso, Rosell ha insistido en que no se cree la cifra de seis millones de parados de la Encuesta de Población Activa (EPA). “La EPA dice que hay seis millones y el registro que hay cinco. Yo me creo los cinco millones”, insistió, pese a que los expertos defienden el valor de la EPA frente a las cifras de Empleo.

La mayor parte de las críticas a Rosell vinieron por su alusión despectiva a los funcionarios. El presidente de la patronal ha matizado el viernes que si no trabajan “no es por culpa de los funcionarios. Es por culpa de la propia Administración que no les da trabajo”. La consejera de Trabajo de Galicia, Beatriz Mato, ha asegurado que en la Xunta “no hay funcionarios de más” y sí “carga de trabajo”. “Los trabajadores de la Xunta de Galicia incluso hacen de más”, añadió. En la misma línea, la consejera de Presidencia e Igualdad de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha calificado de “intolerables” las declaraciones porque suponen una “falta de respeto” a todos los empleados públicos.

Más duros aún fueron los sindicatos. La Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de Comisiones Obreras ha calificado de “deplorables” las palabras de Rosell. CC OO ha indicado que Rosell esconde su falta de propuestas y alternativas a la crisis “bajo el manto de una peligrosa demagogia” y colabora con una imagen de “siesta, charanga e incompetencia laboral”. Asimismo, ha señalado que las declaraciones son “una cortina de humo” para eludir las responsabilidades de los empresarios en la salida de la crisis y en el desempleo masivo.

El secretario general de UGT de Catalunya, Josep Maria Álvarez, ha replicado a Rosell que “un país que no respeta a sus empleados públicos es un país que no se respeta a sí mismo”. Álvarez ha tildado las palabras de Rosell de tonterías y subrayó que la CEOE “no es ejemplo de nada”.

En el frente político también han arreciado las críticas. El secretario ejecutivo de Formación del PSOE y diputado por Madrid, Rafael Simancas, se ha preguntado “para qué sirve” el presidente de la CEOE, Joan Rosell, si solo plantea “recortes” en los derechos de los trabajadores y profiere “descalificaciones” y “ofensas” contra los funcionarios. “Sobra él en mayor medida que los funcionarios a los que descalifica”, ha resumido.

El excoordinador general de IU y diputado por Asturias, Gaspar Llamazares, ha considerado que a Rosell “le va más rápida la lengua que el pensamiento”. En declaraciones a Europa Press, ha subrayado que los españoles han tenido “muy mala suerte” con sus dirigentes empresariales porque “uno ha terminado en la cárcel por sus fraudes”, en alusión a Gerardo Díaz Ferrán, y el actual está demostrando ser un “frívolo” que “habla sin pensar”.

Contra los ‘miniempleos’

No solo las palabras de Rosell sobre las cifras de paro y los funcionarios han generado críticas de los sindicatos. La propuesta del líder de la patronal de permitir miniempleos para que los jóvenes trabajen “una hora, dos horas o tres horas”, con sueldos por debajo de los pactados en convenio, también han cosechado una sonora respuesta.

El secretario general de UGT de Cataluña, Josep Maria Álvarez, ha afirmado que las palabras del presidente de la CEOE, son “una broma de mal gusto”. En su intervención en el comité nacional de UGT de Cataluña, Álvarez ha dicho que ni la patronal catalana ni la española se preocupan por que los jóvenes encuentren trabajo: “Los quieren explotar más si pueden” y tenerlos si pueden en situación de esclavitud, según ha dicho. Las palabras de Rosell también han indignado a las juventudes de CC OO: “Los jóvenes queremos trabajar, pero también queremos saber qué es la estabilidad y cobrar un sueldo digno”, han manifestado en un comunicado.

En cambio, la portavoz de Empleo del PP en el Congreso, Carmen Álvarez-Arenas, ha expresado su respeto por las declaraciones de Rosell, y señaló que la creación de contratos de pocas horas para jóvenes son “una opción como otra cualquiera que se puede estudiar”

Más información