Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La troika pide que España concrete la reforma de la supervisión bancaria

El FMI y la Comisión reclaman un plan de negocio creíble para el banco malo

Insisten en que las cajas deben vender gradualmente sus paquetes de control en los bancos

Los organismos aplauden las reformas financieras y la marcha del rescate bancario

Los riesgos para la economía y el sector financiero son aún “elevados”, dicen sus técnicos

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde.
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde. REUTERS

El Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea y el BCE consideran que se han hecho grandes progresos en el saneamiento del sistema financiero español, pero insisten en que no hay que bajar la guardia. En las conclusiones de la segunda misión de supervisión, que los hombres de negro de la troika han publicado hoy, los representantes de estas tres instituciones reclaman un calendario preciso de reforma de la supervisión para poner en marcha las medidas que el Banco de España publicó a raíz del escándalo de los inspectores. La troika también pone deberes al banco malo e insiste en que la nueva ley de cajas debe contener incentivos suficientes para que las cajas desinviertan en los bancos.

Estas son las conclusiones tras la visita de los técnicos del FMI, la Comisión y el BCE realizada entre el 25 de enero y el 1 de febrero tras reunirse con las autoridades y con representantes del sector privado. El informe final se publicará a principios de marzo.

La troika aplaude los “importantes progresos” realizados, como la limpieza de los bancos con necesidades de capital, que en su opinión debe mejorar la confianza en el sistema y su capacidad para apoyar la economía real. Y admite que el grueso de todas las condiciones del rescate europeo se han cumplido ya. Pero subraya que hay que completar las reformas en marcha y fortalecer la supervisión “ya que los riesgos para la economía y por tanto para el sector financiero siguen siendo elevados pues España atraviesa un difícil proceso de ajuste presupuestario y externo”.

Entre los deberes pendientes, está el de la reforma de la supervisión. “Para salvaguardar los avances del programa, será importante continuar vigilando de cerca la salud del sistema financiero”, señala el documento. Los organismos internacionales creen que para facilitar eso y la futura transferencia de poderes de supervisión al Banco Central Europeo (BCE), “deben establecerse calendarios específicos para aplicar las recientes propuestas del Banco de España para fortalecer sus procedimientos de supervisión”.

Esas medidas fueron publicadas por el Banco de España tras el escándalo provocado por el informe de la Asociación de Inspectores. El FMI ve bien las propuestas, como incrementar la supervisión sobre el terreno o la mejor documentación de las prácticas de inspección, pero quiere que se pongan en marcha pronto.

Otro de los puntos que el FMI no termina ver claro es el banco malo, bautizado como Sareb. Aunque este ya elaboró un plan de negocio, a los técnicos del Fondo no parece convencerles. Reclaman la “finalización y puesta al día de un plan de negocio integral a largo plazo” y también la aplicación de acuerdos de servicios “robustos” que salvaguarden el valor de los activos del banco malo.

El FMI también se mantiene vigilante con la exigencia a las cajas de ahorros, que pasarán a ser fundaciones bancarias, de que “desinviertan gradualmente sus participaciones de control en los bancos comerciales”. El Fondo cree que debe haber “incentivos efectivos” para que eso ocurra. El razonamiento que late tras ese aviso es que el anteproyecto de ley de cajas contiene instrumentos para que se incentive esa desinversión, pero dependerá de cómo se apliquen esas medidas (como el fondo de reserva) para que sean realmente efectivas.

Por último, el FMI aplaude el plan del Gobierno para aumentar la protección de los deudores hipotecarios más vulnerables frente a los desahucios, pero manteniendo la “fuerte disciplina del crédito” hipotecario. Lo que viene a decir que la reforma ha sido lo suficientemente suave como para no poner en aprietos a los bancos.

Rehn pide que España siga centrada en sus reformas

EFE

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Olli Rehn, valoró este lunes la "exitosa" conclusión de la segunda revisión de la reestructuración bancaria en España, al tiempo que recomendó completarla con rigor y centrarse en unas finanzas públicas saneadas y las reformas económicas.

"La conclusión exitosa de la segunda misión de revisión a España demuestra que la reparación y reforma del sector financiero español mantiene un buen ritmo", señaló el también comisario de Asuntos Económicos y Monetarios en un comunicado de prensa. Agregó que "la recapitalización y la reestructuración bancaria está en curso y la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ya se ha constituido y empezado a funcionar".

El vicepresidente de la CE destacó además "la bienvenida caída" de los costes de la financiación de la deuda soberana en los últimos meses. Señaló que ese descenso refleja "la creciente confianza de los inversores en las medidas adoptadas en España y en la eurozona para abordar tanto los síntomas, como las causas de la crisis". En este sentido, dijo que, para aprovechar este importante avance y garantizar que los beneficios se trasladen a la economía real, "resulta fundamental que España siga centrando su atención tanto en unas finanzas públicas saneadas como en la aplicación decidida de las reformas económicas".