Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diferencial entre la deuda italiana y la española se acerca a máximos de la crisis

Un cambio técnico altera la comparación aunque Economía matiza que no implica desconfianza

La sustitución del bono de referencia eleva la prima de riesgo en 24 puntos de un golpe

El sobreprecio exigido a los títulos del Tesoro a 10 años en el secundario acaba en 353 puntos

Pantalla con los datos de la prima de riesgo de varios países.
Pantalla con los datos de la prima de riesgo de varios países. EFE

El cambio del bono de referencia aplicado por dos de las principales agencias de información económica ha trastocado esta mañana los indicadores de la deuda española. Entre los efectos provocados por esta modificación, que se podría definir como una cuestión técnica, la distancia entre los niveles a los que cotiza la deuda italiana frente a la española ha subido con fuerza hasta rozar máximos de toda la crisis del euro. Así, en la apertura, si la prima de riesgo del país transalpino se ha situado en torno a los 250 puntos básicos (2,5 puntos porcentuales), la de España ha subido hasta los 367, aunque  tras tocar este pico ha comenzado a reducirse.

La distancia entre ambas en ese momento se ha ido de forma puntual por encima de los 115, lo que no sucedía desde el pasado julio, cuando llegó a 116 puntos básicos y marcó el que hasta ahora es el récord desde que empezaron los problemas en los mercados de deuda. Al cierre ha acabado en 104 puntos y la prima de riesgo española en 535 y la italiana en 249.

Para explicar lo ocurrido lo primero es comentar la decisión de Bloomberg y Reuters. Hasta ayer, estas dos agencias utilizaban un bono a 10 años que cotizaba con un interés ligeramente superior al 5% (5,06% al cierre del jueves) en los mercados secundarios, que es donde se intercambian estos títulos una vez emitidos. Sin embargo, la emisión el pasado martes de una nueva referencia a 10 años hizo que el papel que se usaba hasta ahora como referencia dejase de ser el más líquido, que es la manera en la que los economistas definen la capacidad de un determinado título de venderse o comprarse y convertirse en dinero en efectivo. Por este motivo decidieron sustituirlos.

La prima de riesgo de Italia se ha reducido hasta su nivel más bajo desde verano de 2011

La cuestión es que el nuevo bono tiene un interés más alto que el anterior, en parte porque tiene un vencimiento mayor. De hecho, frente al 5% del primero, la referencia emitida el martes se colocó con una rentabilidad del 5,4%. Este salto es el que explica el incremento de la prima de riesgo española, que es el sobreprecio exigido al papel del Estado a 10 años frente al alemán, el más estable de todos los de la Eurozona, que ha subido de golpe en 24 puntos con respecto al último dato del jueves. No obstante, ha ido moderando el repunte y mientras el bono ha acabado la jornada en el 5,17%, lo que supone un importante descenso, la prima de riesgo ha acabado bajando en 9 puntos básicos frente a la sesión anterior, hasta los 353.

En cualquier caso, el Ministerio de Economía matiza que el repunte sufrido en la prima de riesgo, que es el mejor barómetro sobre la confianza de los inversores en las finanzas de un país, no implica mayores dudas sobre España, cuya situación en los mercados de hecho ha mejorado en los últimos meses gracias al anuncio del BCE de su plan de ayuda y las perspectivas de una recuperación de la Eurozona. En este proceso, el sobreprecio exigido por los inversores a la deuda española ha llegado a caer a la mitad desde los máximos que marcó en julio (649 puntos básicos), lo que motivó también el récord en el diferencial con Italia del pasado verano.

Sin embargo, pese a la evidente mejora, la recuperación de España en los mercados se ha estancado y ni la prima es capaz de bajar de los 300 puntos básicos ni la rentabilidad del bono a 10 años logra consolidarse por debajo del 5%. Esto es así porque, en opinión de los analistas, hace falta más tanto a nivel europeo como nacional para animar a los inversores a apostar por España. Además, independientemente de lo sucedido por el cambio del bono de referencia, está claro que Italia ha evolucionado mejor que España de la mano del Gobierno de Mario Monti y si su prima de riesgo está en su mejor nivel desde verano de 2011, la española solo ha llegado a situarse en sus mínimos de los últimos 10 meses.