Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moody’s afirma que la banca española necesita limpiar aún más sus balances

La agencia dice que el sector precisa "cantidades significativas de provisiones adicionales"

La agencia de calificación Moody's cree que la banca española, al igual que ocurre con la británica, la italiana y la irlandesa, necesita aumentar sus provisiones para finalizar la limpieza de sus balances. En un informe emitido hoy sobre las perspectivas bancarias en 2013, la sociedad apunta que muchas entidades de estos países requieren "cantidades significativas de provisiones adicionales para limpiar completamente sus balances".

Moody's alerta de que los riesgos son mayores para los bancos que cuentan con una mayor exposición a la financiación de los promotores inmobiliarios y de las pequeñas y medianas empresas. Denuncia también que algunos han optado en los últimos años por esconder las pérdidas en sus carteras crediticias, en parte refinanciando los créditos morosos.

"Esta estrategia de comprar tiempo (muy a menudo tolerada por los reguladores) limita la capacidad de la banca para conceder nuevos préstamos, y pone en peligro a los acreedores de los bancos europeos", dice la firma.

En su informe, Moody's apunta que la realización de test de estrés pueden ayudar a recuperar la confianza en el sector bancario. En España, el sector se sometió a un profundo análisis el verano pasado en sendos exámenes realizados por las firmas Oliver Wyman y Roland Berger. Las pruebas definitivas, presentadas en septiembre, arrojaron unas necesidades de capital de 53.745 millones de euros. Tres cuartas partes de estos fondos van a ser cubiertos con los fondos del rescate europeo al sector, dinero que salvo el caso de Banco de Valencia, ha ido destinado a las antiguas cajas, sobretodo al grupo Bankia.

Para la agencia, una de las tres que domina el negocio de la medición de riesgos, el apetito de los inversores hacia la deuda emitida por los bancos permanece "contenida y volátil, lo que hace que muchos bancos dependan de los fondos del banco central (europeo)" para financiarse. Para Moody's, el BCE seguirá actuando como "prestatario de último recursos" para muchos bancos hasta 2014 y probablemente más allá.